Separatismo catalán: tres frases que explican por qué hemos llegado hasta aquí

Nos las explican los catalanes que mantienen el portal Dolça Catalunya

captura-de-pantalla-2015-06-01-a-las-22-31-20

Conocen el percal, son catalanes que viven en Cataluña y se juegan el tipo defendiendo a España. No ven contradicción alguna: para ellos Cataluña y España son lo mismo, su patria. No conciben la una sin la otra y responden con vigor a quienes desean forzarles a elegir entre papá y mamá. Su portal se ha convertido en un baluarte de los catalanes de seny contra los nacionalistas. Se han ganado a pulso el que les escuchemos.

En una de sus últimas entradas, a propósito de la vergonzosa pitada al himno de España, nos explican cómo hemos llegado hasta aquí, ese largo caminar de cesiones y de mirar hacia otro lado, de no hacer cumplir la ley (aún estamos esperando a que recaiga algún tipo de responsabilidad sobre los organizadores del butifarrendum del 9-N pasado, ¿o es que en España sale gratis despilfarrar dinero público para organizar un referendum ilegal?) y de abandonar a los catalanes en manos de los separatistas, crecidos ante la manifiesta debilidad de las instituciones españolas.

Y llegan a la siguiente conclusión:

Desde hace 35 años España no sabe qué es, ni lo que quiere, ni adónde va. Las palabras no se acompañan de hechos. Los 2 grandes partidos han sido incapaces de identificar asuntos estratégicos de país y trabajar juntos en ellos. 4 años de mayoría absoluta del PP no han servido para cambiar un ápice esta política suicida. Incluso hoy, cuando las cartas ya están todas boca arriba, el PP y el PSOE se niegan a pactar entre ellos para enfrentarse a la ideología nacionalista. Contrariamente, el nacionalismo tiene muy claro su objetivo rompedor y de control social. Ha aplicado minuciosamente su hoja de ruta durante décadas con la aquiescencia, cuando no el entusiasmo, de la Moncloa de turno. Hoy nadie puede decir que no expongan claramente sus objetivos. Los catalanes de seny han esperado durante muchísimos años una chispa de claridad, de determinación y de acción por parte del Gobierno de la Nación. Muchos de ellos se han jugado su trabajo, su reputación y su bienestar confiando en que el Séptimo de Caballería llegaría a tiempo. Pero la caballería no viene. Y algunos, sin dejar de luchar por su libertad, empiezan a pensar que quizás nunca existió. ¿Sonará al fin el cuerno de Rohan?” Ellos acaban con un “Dolça i gondoriana Catalunya…”, nosotros nos sumamos a su anhelo y proclamamos que seguimos creyendo en Mi querida y gondoriana España. MQE



Categorías:Cataluña, España, Nacionalismo

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: