Lo que nos puede enseñar la afición del Cádiz C.F.

¿Qué tiene que ver el patriotismo con el fútbol? ¿Y con el matrimonio?

CGoYDk9XAAAWEl5Enrique García Máiquez, poco futbolero según propia confesión, extrae interesantes reflexiones de la pasión con que se vive en Cádiz la posibilidad de que el equipo local ascienda a 2ª A. Escribe en el Diario de Cádiz:

Hasta lecciones de patriotismo puede recibir uno. Se escucha renegar de España a las primeras de cambio. Ahora hay quien afirma que, porque un 20%, chispa más o menos, votó a Podemos, este país no tiene arreglo y que se quiere marchar. No es para tanto ni aunque no tuviese arreglo. Para ser español se requiere bastante tozudez. Y ahí está la afición cadista, que tendría motivos para renegar de sus colores, dispuesta a darlo todo de nuevo contra el Hércules. La decepción por el Oviedo habrá sido muy dolorosa, pero no ha desinflado una pasión, sino que la ha hecho más interior y auténtica, más contrastada. Los romanos no amaron a Roma porque fuese grande, sino que fue grande porque la amaron, explicaba Chesterton. Lo primero es el amor y la entrega. Luego vienen, si vienen, mientras vienen, los resultados.

Yo, la lección me la traigo a España porque tengo mi corazoncito y me duele ver a tantos descorazonados sin más ni más. Es de niño chico cambiar de equipo para ir con el que gana. La madurez no es estar sólo a las maduras, sino también a las más duras. Tendría que escribirse “masdurez”. Lo que me trae a la memoria el matrimonio. Abundan los que conciben cambiar de cónyuge, pero no cambiar de equipo, aunque éste haya descendido, vuelto a descender y no termine de dar una alegría.

Qué cosa que seamos mucho más fieles a un club de fútbol que a nuestra promesa ante el altar. El otro día vi la foto de una grada del Carranza donde campaba este lema glorioso: “Ni la muerte nos va a separar”. Recordé las críticas que recibió un artículo mío en el que protestaba de que el matrimonio católico acabe con la muerte. Es lo que digo: cuántas lecciones hondas tiene que darnos el submarino amarillo.”

¿Se trataría entonces de que vivamos nuestro patriotismo y nuestro matrimonio como nuestra vinculación con el equipo de nuestros amores?  Pues a lo mejor no estaría mal empezar por marcarnos este objetivo.

Mi querida y futbolera España

MQE



Categorías:España, Familia, Fútbol

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

  1. Y, como además, va contra el Hércules de Alicante, ciudad que va a estar gobernada por una coalición en la que participan los independentistas catalanes, mejor que mejor. Viva el Cadis!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: