Verdades incómodas sobre el Valle de los Caídos

¡Qué sorpresa! Las cosas no son como te las habían explicado.

18298087698_0b68ea0fbc

El problema de la memoria histórica es que ni es memoria, pues más que traer del pasado se dedica a elaborar un nuevo relato parcial y sesgado, ni es histórica, pues altera lo que le conviene y silencia aquello que le es molesto. Y sin embargo nos desayunamos, comemos y cenamos cada día con nuevas raciones de “memoria histórica”, entre las que uno de los platos estrella del menú es el Valle de los Caídos, esa obra faraónica que, al igual que las pirámides, fue erigido con mano de obra esclava que moría en la obra bajo la mirada cruel y satisfecha de Franco. ¿Era así, no?

Pues resulta que va a ser que no. Ahora que ya nos habíamos aprendido la cantinela, llega un historiador y nos desmonta la historieta. ¡Qué desfachatez la de estos historiadores, siempre obsesionados con la realidad, el rigor, los archivos, la documentación! ¿Por qué no les basta con Cuéntame?
A Alberto Bárcena no le ha bastado y, tras escribir su tesis doctoral sobre el tema, ahora publica un libro que desmonta tantas mentiras como se han dicho acerca de la construcción del Valle de los Caídos.
El catedrático de historia contemporánea Javier Paredes explica así la génesis de este documentadísimo libro:
“Considerado como historiador experto de las obras del Valle de los Caídos, fui convocado como miembro de la comisión que debía juzgar la tesis doctoral de Alberto Bárcena sobre la redención de penas de los presos del Valle de los Caídos. El trabajo presentado por el profesor Bárcena era impresionante y muy minucioso, y estaba coincienzudamente respaldado por los muchísimos documentos que el autor de esta tesis había encontrado en 69 cajas que se conservan el Archivo del Palacio Real de Madrid. Según iba leyendo cada una de los capítulos, se desmoronaba estrepitosamente la leyenda negra del Valle de los Caídos. Quedaba probado que los presos que fueron a trabajar allí,  lo hacían voluntariamente para redimir sus condenas, porque se les ofrecieron unas condiciones muy generosas, cobraban el mismo sueldo y percibían idénticas ayudas familiares que los trabajadores libres con lo que estaban en el mismo tajo codo con codo, comían lo mismo los presos, los libres, los funcionarios y los guardias civiles que se encargaban de la vigilancia, se establecieron cuatro poblados para las familias con sus escuelas, ambulatorio y hospital, economato e iglesia, en la que se celebraban bodas bautizos y comuniones, de las que Bárcena ha llegado a documentar  hasta el dinero que se gastó el patronato para comprar bollos, chocolates y golosinas para que la chavalería celebrase su Primera Comunión.

Y me gustó tanto ese trabajo de Bárcena, que ya en la misma comida que tuvimos para celebrar el buen resultado de la defensa de su tesis doctoral, le dije que había que publicar los resultados de su investigación y darlos a conocer al gran público, porque una buena parte de él, como me sucedía a mí en otro tiempo, sigue cercado por la leyenda negra del Valle de los Caídos. Y por fin ese libro ha visto la luz, bajo el título de Los presos del Valle de los Caídos, publicado por la editorial San Román. El libro está muy bien escrito, se lee de un tirón y gana en fuerza en cada capítulo hasta acabar en el último que lleva por título el “Matacuras”, como así se conocía a uno de los presos más famosos del Valle, porque presumía de haber matad a cinco sacerdotes en la Guerra Civil y que acabó trabajando como portero de los monjes del Valle, por lo que tenía todas las llaves de la Abadía Benedictina y acostumbraba a enseñarla a sus amistades, haciendo de guía turística mientras recorrían las dependencias monacales.”

¿Tú eres de los que te conformas con la “memoria histórica” estilo Cuéntame o prefieres saber la verdad?

MQE



Categorías:España, Historia

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

  1. Aunque Javier Paredes escriba la verdad, que siempre se ha sabido, los medios lo silenciarán, pues la reescritura de la historia que padecemos no parece que vaya a cesar. La derecha traga con la memoria histórica de la izquierda por su actitud acomplejada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: