Alcaldes somos todos

Es el nuevo grito de la izquierda, alcaldes somos todos. Grito nuevo, demagogia como siempre.

Carmena

En su primer mensaje a las redes, como alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena decía: “Ahora, todos y todas somos alcaldesas”. Uno hubiera agradecido, por aquello de mantener la corrección lingüística, que impone la ideología de género, que la nueva alcaldesa hubiera dicho “Ahora todos y todas somos alcaldes y alcaldesas”, pero bueno, habrá sido un despiste de Carmena. O quizás, como pronosticaría Monedero, ya está cayendo en los brazos del sistema.

Matices lingüísticos al margen, “alcaldes somos todos” se escucha en muchos de los discursos de los alcaldes electos de la izquierda radical. Por aquello de concretar, la izquierda radical estaría compuesta por Podemos (incluidas sus marcas blancas), Izquierda Unida, Equo, EH Bildu, … y el Partido Socialista (a los pactos me remito).

Según parece desprenderse de sus mensajes, ellos, los alcaldes electos, no son los alcaldes, los alcaldes somos todos. Uno no sabe si lo hacen para eludir la responsabilidad o  como coartada. Más bien nos inclinamos por la segunda opción. La izquierda siempre utiliza al pueblo como coartada de sus decisiones. Decisiones que, como enseña la historia reciente, incluida la española, lleva esos pueblos a la miseria moral y material. 

Pero claro, ya saben ustedes, ellos hicieron lo que quería el pueblo. Pues no, queridos nuevos alcaldes, ustedes serán los responsables únicos de sus decisiones. Y serán los principales responsables de que los municipios donde gobiernen mejoren o empeoren. A los ciudadanos les corresponde la responsabilidad “in eligendo”, importante también, pero no igual. Sobre todo, porque en muchos casos la izquierda radical ha llegado al poder a través de pactos que contradicen el sentir mayoritario de los votantes. ¿Legal? Sí, pero no una coartada para utilizar al pueblo, como les gustar decir, en beneficio propio.

La historia enseña, también, que la primero que ha olvidado la izquierda radical, una vez que ha llegado al poder, son las personas concretas. Al pueblo, nunca, pero resulta que ese pueblo del que hablan es un ente abstracto que sólo se utiliza como coartada. Es decir, que la izquierda radical ha hecho lo que les ha venido en gana una vez que han obtenido el poder. Así que con los discursos demagógicos, por favor, a otra parte.

Ahora les toca, por desgracia, gobernar. Que no busquen coartadas, que no eludan responsabilidades. Quizás sería bueno también, que no toquen nada, que no hagan nada, porque cada cosa que tocan la rompen.  Quizás esto último sea soñar.

Mi querida y soñadora España

MQETWFACE



Categorías:Demagogia, Izquierda radical, Municipios

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: