¿De dónde sale tanto odio?

La irrupción de la izquierda populista saca a luz un odio acumulado que da miedo.


Lo de Zapata en Madrid abrió la caja de los truenos. Desde entonces hemos ido, de asombro en asombro, descubriendo las barbaridades que los nuevos concejales del entorno de Podemos, a los que en Cataluña se han sumado los de las CUP, llevan años lanzando a las redes sociales. Pensábamos que habíamos superado los odios atávicos, las ansias por matar, la pulsión por el Gulag y el campo de exterminio, y descubrimos que la nueva izquierda española es una izquierda estalinista, violenta, amenazadora, con unos deseos irrefrenables de asesinar, de hacer desaparecer físicamente a todo el que no se pliegue a su proyecto.

Kalshnikovs, guillotinas, iglesias y bancos ardiendo, la lista es larga y basta echar un vistazo a la prensa de estos días para darse cuenta de que no se trata de un caso aislado, sino de un grave problema, muy generalizado entre esos ambientes, que amenaza la precaria convivencia de que disfrutamos en España.

Alguno podrá pensar que son pecados de juventud, excesos de inmadirez que ya se han superado. La fecha de muchos de los tweets que supuran odio parece indicar todo lo contrario. Las reacciones a la entrevista de Ana Pastor a Carmena indican que ese odio visceral está muy vivo:


Y no es problema de un exaltado, sino que la propia organización señala los objetivos, como en los peores tiempos de la cheka y las listas negras:

@PodemosAnchuelo: El PUEBLO debe saber quienes son los periodistas escoria: @isanseba @_anapastor_ @hermanntertsch @chanihenares @AlfonsoRojoPD @IsabelDuran_

Ante este despliegue público de odio y resentimiento cabe preguntarse, ¿de dónde surge? ¿Qué ha pasado en España para que haya gente que anhele con tanto furor asesinar a quienes no pensamos como ellos?

No vamos a dar aquí ninguna respuesta definitiva y menos a un fenómeno complejo en el que se juntan diversas causas. Pero no podemos dejar de pensar que el uso propagandístico y maniqueo de la historia impuesto desde el poder político a través de la nefasta ley de memoria histórica tiene que ver con todo esto. Como también tiene que ver el modo en que se presenta España y los españoles en las series y películas de producción nacional, como también tiene que ver una educación que aspira a adoctrinar a los alumnos en el credo antisistema que hoy parece obligatorio.

Ignacio Peyró escribe una interesante columna en The Objective que también aporta un elemento que nos parece importante. Allí señala que “el sentimiento de indignación, por su propia naturaleza, no tiende a generar grandes oposiciones internas; antes al contrario, halaga como una borrachera de razón y bondad moral. Y cuando uno cree de modo tan absoluto en el bien inmaculado y absoluto de su causa, es difícil que se avenga a aceptar otras razones.”

Y nos brinda un buen antídoto: “Al final, todo ánimo revolucionario tal vez implique un exceso de fe en las capacidades de la política. “Lo queremos todo y lo queremos ahora”. Burke, en cambio, dio un consejo de cautela a los revolucionarios de su época: que, con el afán por cambiarlo todo, no se nos vayan también esas “gracias inapreciables de la vida” que, como la idea de la felicidad, son irreductibles a política.”

Mi querida y resentida España



Categorías:Cataluña, Comunismo, Demagogia, España, Izquierda radical, Madrid, Podemos, política, Populismo, Revolución

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Son muy peligrosos. Los nazis no eran muchos pero consiguieron dominar a la nación. Los comunistas eran una minoría pero mediante el terror sistemático consiguieron dominar la Unión Sovietica durante 70 años y asesinar a millones de personas. Cuidado con esta gente que no oculta sus intenciones totalitarias.

    Me gusta

  2. Algunos parece ser que no han digerido aún el haber perdido la guerra civil, aunque ninguno estuvo allí. A mi padre, con 95 años y excombatiente (fué con 17 al frente), jamás le he oído hablar con ese odio de ellos, es más, generalmente no ha hablado nunca de la guerra para nada. Realmente ha perdonado y olvidado, pero esta gente no, aunque no saben ni lo que pasó en realidad porque son auténticos indigentes mentales. Y morales.

    Me gusta

  3. Son personas que se pueden calificar com desubicados; con problemas de adapatación como los que marchan como yihadistas; estos le pasa lo mismo y su paraiso es el porro y un futuro nulo. Ahora la situación de una clase media sin valores le han entregado la bandera de la reinvindicación de las clases más desfavorecidas. Es un resultado revolucionario de las consecuencias de la toma del poder por los plutócratas arribistas. Vayamos a a ejemplos de la Historia cercana, aunque no como consecuencia de agravios y guerras, si no con la creación de una población urbanita sin arraigo procedente del nihilismo socialista y de la emigración. Tanto los podemitas como los capitalistas no tienen patria, simplemente escogen aplicar el desmantelamiento de una Sociedad qeu está periclitada para ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: