La tentación totalitaria del arcoíris

Una tentación que cada vez es una realidad.

lobby-del-poder-gay

Importante (y preocupante) artículo de Benigno Blanco en las páginas de ABC. Que refleja algo que ya no es una posibilidad remota, sino cada vez más una realidad. Escribe Blanco:

Cristina Cifuentes aprovechó sus primeras horas como presidenta para engalanar la sede de la presidencia con la bandera arcoíris del colectivo autodenominado LGTBI. Lo mismo hicieron alcaldes varios por toda España. Merece la pena reflexionar sobre estos hechos que pueden parecer meramente festivos y anecdóticos, pero que reflejan algo mucho más preocupante y de largo recorrido: el lento crecimiento del nuevo totalitarismo de género.

Convertir en enseña cuasioficial la bandera de una ideología particular es algo que hasta ahora solo habíamos visto en los momentos previos a la toma del poder por parte de partidos totalitarios o nacionalistas extremos que preconfiguraban así lo que poco después se consumaría: la conversión de las enseñas partidistas en símbolos oficiales del Estado absorbido ya por el partido. Eso sucedió con la hoz y el martillo y con la cruz gamada en determinados países y épocas. ¿Son comparables estos fenómenos históricos con lo que sucede hoy con la bandera arcoíris de los ideólogos de género y sus organizaciones representativas? Con todos los matices que se quiera, la respuesta es positiva: nos amenaza una nueva tentación totalitaria de color arcoíris; y personas como la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid –quizás inconscientemente– han colaborado con ella con gestos como el de la bandera de la ideología de género presidiendo la Puerta del Sol.

[…] ¿Qué legitimidad tiene un alcalde o presidente de comunidad autónoma para identificar la institución que preside con una ideología particular sobre sexualidad? Ninguna. ¿Qué autoridad tienen para oficializar como bandera institucional la representativa de una particular ideología sobre tema tan susceptible de diversas opiniones como la sexualidad? Ninguna. ¿Cómo se debe calificar la asunción por una institución democrática de los símbolos de una particular ideología partidista? Como síntoma de una deriva totalitaria. Si quien lo hace, además, representa a un partido que no ha incorporado esta ideología a su programa electoral, estaríamos ante un engaño deliberado a los electores.

Más allá de los símbolos, comprobamos que esta amenaza totalitaria es una realidad ya en España: tres comunidades (Galicia, Cataluña y Extremadura) han aprobado leyes que suponen la imposición totalitaria de los postulados ideológicos de género con carácter general a toda la sociedad –con especial intensidad en educación–, como si lo que representa la bandera arcoíris formara parte del consenso constitucional. Cifuentes prevé en su programa electoral aprobar una ley similar en Madrid.”

Mi querida y totalitaria España

MQE



Categorías:Homosexualismo, PP

Etiquetas:, , , , , ,

1 respuesta

  1. Todo esto de la bandera arco iris y sucias cabalgatas del orgullo gay forma parte de la demolición de nuestra cultura. Los ilumináis del siglo XVIII no desaparecieron, su perverso legado llega hasta nosotros ampliado. El demonio estará satisfecho de su obra.
    A don Benigno Blanco muchas gracias por sus esfuerzos en pro de la familia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: