Les presentamos a “Romevakis”, el cabeza de la lista independentista de Mas, Junqueras y su claca para el 27-S

romeva

Ya tenemos al cabeza de cartel para la lista independentista que Mas y Junqueras presentarán en las próximas elecciones catalanas previstas para el 27 de septiembre. Se trata de Raül Romeva, un profesor universitario que ha sido eurodiputado por Iniciativa per Catalunya Verds-Izquierda Unida durante las dos últimas legislaturas (¿pero no tenía que ser una lista sin políticos o con mayor peso de la sociedad civil?), esto es un neo-comunista sandía (verde por fuera, rojo por dentro). De hecho, Romeva se ha destacado estos últimos meses por ser el gran defensor de Alexis Tsiripas y Siryza en los debates acerca de la crisis griega y el posible “grexit” en las tertulias que han tratado este tema.

La elección del fan número uno de Tsiripas (el cual lleva un look bastante Varoufakis, por eso) puede ser bastante premonitoria de cómo puede acabar el llamado “procés de transició nacional” puesto que evidencia muchas coincidencias con la crisis del país heleno. Hasta ahora, las comparaciones buscadas entre ambas situaciones por convergentes como la alcaldesa de San Cugat, Quico Homs y otras miembros de la guardia pretoriana de Artur Mas, daban bastante vergüenza ajena, pero al final vamos a acabar dándoles la razón. En Cataluña, como en Grecia, los ciudadanos están sufriendo a unos políticos trileros y corruptos. En Cataluña como en Grecia hay un chantaje planteado desde hace tiempo: en un caso hacia el Estado español y en el otro hacia la Unión Europea. En Cataluña, como en Grecia, se plantea un referéndum soberanista trampa para decidir qué respuesta se le da al conjunto institucional común al que se pertenece. En Cataluña, como en Grecia con su gobierno de coalición entre populistas de un lado y otro, la política hace extraños compañeros de viajes, pues los supuestos liberales de Convergencia (y los aun más supuestos democristianos recién escindidos de Unió) deberán votar a una lista encabezada por un neo-com y plagada de candidatos de Esquerra Republicana.

Pues sí, en Cataluña puede acabar pasando lo que estamos viendo estos días en Grecia: que haya una mayoría que, excitada y engañada por el populismo nacionalista e izquierdista vote por una mal entendida soberanía, para que luego los susodichos promotores acaban tragándose los sapos (con todo el teatro y la comedia que tan bien saben hacer, claro está) y aceptando las reglas del juego como está haciendo Syritza ahora mismo. O eso o que de perdidos se vayan al río y acabemos sufriendo un “Catexit”, esto es, la salida de Cataluña de la Unión Europea.

De momento, el nombre de esa gran personalidad reconocida y reconocible por el pueblo catalán, mezcla de estadista y de rock star, que debía encabezar la gran lista independentista es bastante decepcionante, por mucho que vaya acompañado de las dos cheerleaders del “procés”, Forcadell y Casals. Eso sí, bueno es comprobar de nuevo como Convergencia no sólo lleva a Cataluña hacia el precipicio por el saqueo institucionalizado por Pujol y el intento de ruptura con el resto de España si no dejándola como el territorio con la izquierda radical más crecida de Europa. Ya no hará falta votar a la batasuna CUP ni a la nueva Ada Colau que Podemos, Iniciativa, Izquierda Unida y los de la Forcades nos presenten encabezando su lista conjunta, para dar el voto a un candidato de izquiera dura. Votando a Mas tiene usted el todo en uno, oiga.

Quizás algún día, los otros catalanes, los que sufrimos todo este vodevil,  también querremos honrar los estrechos lazos entre catalanes y griegos datados en los tiempos de las gestas de la Corona de Aragón con Roger de Luria y sus almogávares,  y llevemos a cabo “la venganza catalana” que toda esta panda de impresentables bien merece. Metafóricamente hablando, claro está.

Mi querida y catalana España

 



Categorías:Cataluña, Nacionalismo

Etiquetas:, ,

3 respuestas

  1. Hace algunos años pasé unos días en Barcelona y no tuve el menor problema con la gente.Alli encontré muchos andaluces como yo que agradecían a Cataluña que les hubiera dado trabajo, pero se sentían españoles, lamentaban que Andalucía siguiera a la cola de España pero la amaban. Solo me resultaron antipáticos los monjes de Montserrat que cuando les pregunté algo me contestaron en catalán. Haber dejado en manos nacionalistas la educación es un gravísimo error que todos pagaremos, mejor, ya estamos pagando.

    Me gusta

  2. CDC no tiene nada de derechas salvo (como en el PP) el voto de muchos catalanes son otra alternativa. Hace tiempo q alguien les definió como el partido de centro/izquierda al q vota la gente de derechas. Misma definición valdría para PNV y este PP actual (y no han actual). Ahora para refundarsd en CDC se va mas a la izquierda en competencia con la CUP y los Colauistes, a parte del PSC y Ciudadanos que son de centro-izquierda. Y luego PP y Unió de centro. Sin derecha… Gracias a Pujol y su educación separatista y progre.

    Me gusta

  3. Es curioso ver como siempre se ha tildado a CiU de derechas, pero la realidad es que siempre ha pactado con la izquierda y le da un protagonismo grande. Lo mismo con el PNV en Vascongadas, no duda en pactar con IU para mantener el poder o con Bildu.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: