José Antonio Marina pretende que los musulmanes cambien a Alá por la ONU

Nuestro peculiar “gurú” puede esperar cómodamente sentado.

DOCU_GRUPO

José Antonio Marina no es muy original y lo vuelve a demostrar en su análisis de lo deseable para el futuro del Islam, apuntándose a la moda de cristianos, o incluso ateos, dictaminando cuál es el “verdadero” Islam y cuáles las distorsiones que le afectan. Resulta como mínimo curioso (¿se imaginan a un imán dando lecciones al Papa sobre cuáles deben de ser las reformas que debe acometer en la Iglesia?).

En cualquier caso, Marina empieza citando algunas obviedades como si fueran grandes descubrimientos: por ejemplo: que el Islam está dividido y en guerra interna. ¡Pues vaya descubrimiento! Marina, majo, ¿no te habías enterado que como mínimo desde la muerte de Husayn en la batalla de Kerbala en 680 y el surgimiento del chiismo el Islam siempre ha estado en guerra interna?

Luego hace una distinción incomprensible para cualquier musulmán (y para cualquier estudioso serio del tema) entre islam espiritual e islam político. Para empezar, el Islam no admite esas distinciones, que sólo tienen sentido en un contexto judeocristiano. Pero seamos buenos y admitamos la distinción: el islam espiritual sería el de los inicios en la Meca, el que acaba en un rotundo fracaso, mientras que el Islam político sería el de la Hégira, el del triunfo, el de la increíble expansión territorial, el que verdaderamente cumple los designios de Alá. ¿Y Marina pretende que los musulmanes se apunten al primero? Puede esperar cómodamente sentado.

Y así llegamos a la fórmula Marina para quitar las manchas del Islam: el Islam necesita “tres acciones conectadas entre sí: una defensa decidida de la democracia, el cultivo de un pensamiento crítico y la sumisión a una ética laica universal. Necesita el revulsivo que supuso para Occidente la Ilustración“.

Acabáramos. Más allá de que Marina no ha superado una lectura simplista de la Ilustración (los cristianos, muy malos e intolerantes, fueron puestos en su sitio por la sacrosanta Ilustración. El Terror de la Revolución Francesa, desatado por quienes tenían en su mesilla de noche la Enciclopedia, es una anecdotilla sin importancia) las propuestas de Marina resultan chocantes.

¿Más democracia? Los yihadistas encantados. Allí donde las masas pueden votar libremente, votan masivamente por quienes apuestan por imponer la sharia. Marina, ¿no has aprendido nada de cómo ha acabado la “primavera árabe”?

¿Pensamiento crítico? Un concepto ajeno al Corán que Marina pretende que los musulmanes pongan por encima de lo que creen palabras reveladas directamente por Alá. Vamos, que los sueños, sueños son.

Y la traca final: “sumisión a una ética laica universal”. La palabra sumisión es especialmente apropiada, pues Islam significa eso, sumisión a Alá. O sea, que Marina propone a los musulmanes que cambien su sumisión a Alá por la sumisión a una ética laica (que no sabemos bien en qué consiste, ¿quizás en proclamar el aborto como derecho universal y la “homofobia” como el mayor de los crímenes?). En otras palabras, la solución para Marina está en que los musulmanes apostaten de su credo. Brillante.

Pues nada, Juan Antonio, ya puedes seguir dando sesudas conferencias, cobrando como tertuliano y vendiendo soluciones imposibles, eso sí, muy ajustadas al gusto progre de quienes pagan tus emolumentos. Y como decíamos antes, ves esperando sentado mientras el yihadismo va haciendo de las suyas. Total, en tu torre de marfil es poco probable que te afecte demasiado.

MQE



Categorías:Islam

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: