Aznar tiene mucho que callar

aznarrajoy

El ex presidente del gobierno José María Aznar se muestra muy activo últimamente a la hora de opinar sobre la deriva que a su juicio se está produciendo en su Partido Popular, tanto a nivel de partido como de gobierno, y por ende en España entera. En MQE no negaremos que hay más que motivos para compartir ese temor -cada día los destacamos- pero no deja de chocarnos que precisamente sea Aznar quien se atreva a dar lecciones desde el pedestal cuando su trayectoria no es precisamente una maravilla y tiene más de mito que de realidad.

Nos lo comentaba nuestro @vecinodeorden en su blog amigo www.aticoderecha.com: “José María Aznar es para la izquierda y los separatistas un malvado ogro, una especie de Franco redivivo, contra el que se descargan lo más cainitas odios políticos. Por el contrario, para una parte mayoritaria de quienes se adhieren a la derecha, con más forofismo que espíritu crítico, Aznar es un mito, el verdadero y único gran líder, sin que nunca se pierda la esperanza de que en alguna de sus declaraciones públicas dé una alegría al personal y se decida a pegarle una patada a Rajoy (su Rajoy) y tome de una puñetera vez las riendas del Partido Popular de nuevo.

Siempre estuvo muy sobrevalorado tanto para lo bueno como para lo malo y sigue siendo un perro ladrador y poco mordedor. Su estilo (cuando su situación de oposición, mayoría absoluta o no ejercicio de responsabilidades de gobierno se lo ha permitido) siempre ha sido gratuitamente bronco en paradójica comparación con un fondo esencialmente flojo y unos supuestos firmes valores fácilmente renunciables cuando ha ostentado el poder ante el primer ademán de una izquierda crecida y un separatismo autosatisfecho.

(…) basó la refundación de la derecha política en la renuncia al mismo uso de esa definición y finalizó su desarme ideológico, iniciado en el franquismo y acelerado durante la transición, para patentar el centro-reformismo como la divisa de un PP que se iba a limitar a gestionar algo mejor la obra de la izquierda sin reconstruir absolutamente nada de lo que esta hubiera desestructurado anteriormente. Y de aquellos barros estos lodos, porque Rajoy y los actuales dirigentes no son otra cosa que una combinación de sus alumnos más aventajados con la peor cosecha que ha salido de la cantera aznariana (…)

El ex presidente ha hablado precisamente sobre Cataluña, lamentando que Ciudadanos se haya hecho con la exclusiva del voto útil contra el independentismo (…), pero el éxito del partido de Albert Rivera se inició de alguna manera el día en que Aznar firmó aquel pacto con Pujol y Arzallus, sirviendo la cabeza de Vidal-Quadras en bandeja (…)

Las dos legislaturas de Aznar, una bajo la hipoteca de los “independentistas a largo plazo” y la otra con mayoría absoluta, fueron la historia de ocho años perdidos. El presidente no quiso ser nuestro Reagan patrio ni protagonizar ninguna revolución conservadora, y prefirió gastar su mayoría dando rienda suelta a ese ego de pies en la mesa y castellano con acento tejano que caricaturizaba una interesante apuesta por el europeísmo atlantista para convertir a nuestro país en un actor principal en la política internacional (…)

(…) Se apuntó a lo de la batalla de las ideas, que tan poco había cultivado desde una FAES concebida para ser su spa particular y el mejor pasaporte para viajar exportando ese liberalismo castizo que aplicó un poquito durante su mandato.

(…) Parte de su peor herencia es también este PP caricaturizado repleto de corruptos, trepas, arribistas (algunos invitados al bodorrio de la hija en El Escorial) o simplemente de tipos sin valores (no los nuestros, desde luego) que podrían estar tanto en Ciudadanos (¿los de Rivera de centro-derecha, José Mari?) como en el ala menos izquierda del socialismo. El ex presidente de vez en cuando se permite algún tiro contra el frívolo PP actual. Como si él no tuviera responsabilidad alguna por esta derecha sin alma que padecemos: perdida en su páramo cultural, y alejada de una desarmada sociedad civil pero siempre jaleada por unos medios de comunicación hooligans concebidos para ser la correa de transmisión oficial del partido y no para fiscalizar desde la opinión crítica su posición como partido y la acción de sus gobiernos.(…)

Si esta selección de algunos párrafos que ha hecho el autor -colaborador habitual de MQE- se le ha quedado corta, puede leer el artículo completo: Aznar el sobrevalorado

Mi querida y aznariana España



Categorías:Derecha, PP, Rajoy

Etiquetas:, , ,

2 respuestas

  1. Muy buen artículo. Ya era hora de que se empiece a desmontar el mito de Aznar. Eso no supone que todo lo que hizo estuvo mal, pero sí que ni hizo tanto como lo que dice, y que desde luego no dio la batalla cultural que se esperaba de un partido de la derecha.

    Me gusta

  2. Tiene muchísima razón; Aznar fue un fraude.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: