Nacionalismo vasco

Muchos caen en la trampa de comparar nacionalismos, todos son perversos.

Urkullu

Se oye mucho en España últimamente hablar de la responsabilidad de Urkullu, el líder jeltzale (del PNV). Es un hombre sensato, dicen muchos. Esperemos que no se trate de la sensatez y visión de estado que muchos atribuían a Pujol.

En Mi querida España nos llama mucho la atención el empeño permanente que existe en España, en especial en Madrid, por bendecir a los separatistas. Durante muchos años lo malos fueron los separatistas vascos, no en vano ETA mataba, el PNV era tibio con ETA y su mundo político, Arzallus era un deslenguado, Ibarreche planteó un órdago con su plan. En esos años el “molt honorable” era el “bueno”.

Ahora los malos son los separatistas catalanes (no todos, porque Unió son “sensatos” para algunos). Son los que amenazan a España, lo que soliviantan la sociedad catalana y la dividen,… Ahora los buenos son los separatistas vascos que parecen haber olvidado las derivas de Ibarreche.

En Mi querida España no compartimos este análisis. En primer luego porque lo bueno y lo malo no se definen por comparación. La teología clásica definía lo bueno como “la ausencia de mal”. Es decir, no lo hacía por comparación.

Y los nacionalismos no tienen ausencia de mal. Su propia esencia es perversa. Se definen por contradicción con otro y, por tanto siempre provocan, conflicto, división, exclusión. Como muy bien explicaba Jaime Mayor Oreja en un reciente acto de la Fundación Valores y Sociedad, el nacionalismo es un sentimiento y como tal está siempre en movimiento. Y ese movimiento sólo puede acabar en la ruptura y en la radicalidad. Y eso son tanto el nacionalismo vasco como el catalán.

Por eso en Mi querida España invitamos a nuestros lectores a que sigan, no las declaraciones (que su tono más o menos agresivo obedecen a estrategias políticas) sino los hechos. Y que analicen si en Vascongadas los no nacionalistas tiene más ámbitos de libertad o no. Y si analizan se darán cuenta de que no, de que siguen perdiendo ámbitos de libertad. Y si analizan las declaraciones de los dirigentes jeltzales verán que la ruptura con España sigue siendo un objetivo presente.

En Mi querida España no nos engañamos, muchos somos de Cataluña y Vascongadas, los nacionalismos vasco y catalán son igual de peligrosos para España, no hay nacionalismo bueno, otra cosa es que uno apriete más en un momento que en otro, pero siempre serán un enemigo de nuestra querida España.

Mi querida e ingenua España.

IMG_5042



Categorías:Nacionalismo, Separatismos

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: