Izquierda y violencia

Izquierda y violencia es un binomio habitual.

rajoy-agresion

Que la izquierda domina la comunicación es un realidad. A través de ese dominio ha conseguido asociar los conceptos de libertad, no imposición, diálogo, consenso, apertura… con las ideologías de origen marxista. Por otra parte, ha conseguido asociar la imagen de la derecha con el autoritarismo, la restricción, el castigo y la violencia. En los medios de comunicación es habitual ligar el uso de la violencia con lo que se denomina la extrema derecha, en la que por supuesto se incluyen grupos neonazis o fascistas. Da igual que se trate de ideologías (nazismo y fascismo) de raíz marxista en muchos aspectos, como son totalitarias y violentas tienen que ser de derechas.

Lo mismo ocurre al hablar de dictaduras: Pinochet, Franco, y otros son dictaduras execrables, sin embargo, Castro, el régimen soviético, Mao y otros dictadores de izquierdas no son dictadores, son defensores del pueblo.

Pero cuando uno estudia la historia se da cuenta de que la izquierda, desde sus primeros comienzos, ha justificado la utilización de la violencia para lograr fines políticos. Se podría decir, incluso, que una de las características de las ideologías marxistas es la utilización de la violencia con fines políticos. Sin salir de España tenemos muchos ejemplos: ETA (con ideología separatista y marxista), Terra Lluire (de izquierdas), la izquierda española en el 34 (Revolución de asturias) y en el 36 con el frente popular. Son conocidas las declaraciones de líderes de la izquierda durante la segunda república llamando a la rebelión armada cuando la CEDA ganó las elecciones.

En nuestra reciente democracia hemos vivido también movimientos violentos, en otro nivel, pero que denotan la instrumentalización de la violencia por la izquierda. Así vimos como la crisis del prestige se utilizó para crispar el ambiente nacional a niveles desconocidos, lo mismo ocurrió con el 11-M donde se invitó a la gente a rodear las sedes del partido popular. Son famosas las palabras de Zapatero a Gabilondo: “nos conviene la tensión”. Algunos dirán que la tensión no significa agresión y es verdad. Pero la tensión en una forma de violencia y, normalmente, prepara el terreno para la agresión. En un ambiente tenso es fácil que alguien pierda los papeles y más si encuentra justificación ideológica para ello. Hoy en libertad digital nos recuerdan como Pablo Iglesias, líder de Podemos, ha justificado públicamente el uso de la violencia.

Por eso ahora asistiremos a sesudos debates de tertulianos preguntándose qué le ha llevado a este chico de Pontevedra a agredir a Rajoy. Y entonces nos dirán que es por la marginación, que es por la crisis, que es por la radicalización del fútbol, que es… Pocos harán el diagnóstico correcto, este acto violento nace del odio que provocan las ideologías marxistas que justifican la violencia como instrumento político. Y es que, como sabemos en MQE, las ideas tienen consecuencias. Y una de las consecuencias del marxismo es la violencia.

Por eso si se quiere actuar, con eficacia, para evitar este tipo de violencia política será necesario trabajar para erradicar, a través de una batalla de las ideas, las ideologías marxistas. Mientras existan en nuestra patria siempre estará latente el uso de la violencia con fines políticos.

Mi querida y amenzada España.

MQE



Categorías:Violencia política

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

  1. He decidido votar al pp. Se me despegaron las dudas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: