El PSOE decide si va por Portugal o Alemania para llegar a Grecia

los-pablo-iglesias-del-psoe

El PSOE -que no Pedro Sánchez- tiene que decidir en su Comité Federal de este sábado si prueba un gobierno filofrentepopulista con el apoyo de la izquierda dura y la abstención de los independentistas a cambio de vaya usted a saber qué o, por contra, permite que el PP se mantenga en el poder ya sea con la máxima implicación que representaría entrar en un gobierno de coalición o con la mínima que sería limitarse a permitir gobernar a los populares durante un corto período de tiempo. No es nada fácil hacer pronósticos de lo que puede pasar pero, tal y como esperábamos, lo que sí que estamos confirmando una vez más es que a nuestros políticos la estabilidad de España y el bien de sus ciudadanos les importa un bledo y que van a tomar su decisión encuestas en mano según suba o baje el número de escaños de su partido en un hipotético “adelanto” electoral.

Este Zapatero empeorado (que ya es decir) que es Pedro Sánchez quiere gobernar siendo el candidato derrotado y con el peor resultado electoral del PSOE en su historia. Sabe que lo puede conseguir con una coalición de izquierdas a la portuguesa (en el país vecino y hermano también ganó el centro-derecha sin mayoría y fue desalojado del gobierno) y que esta es su única opción de supervivencia. Sánchez es un correveidile de su asesora (“Pedro, hoy di que el PP es un red bull de los independentistas que así la gente te entiende”, y va el Pedro y lo suelta) y un político mediocre, artificial e insulso dentro del bajo nivel generalizado de nuestra clase política actual, que no debería pasar a la historia salvo como un candidato de circunstancias al que se le dejó presentarse porque no había nadie mejor dispuesto a ser derrotado en las urnas por el PP ante la aparición de una nueva izquierda que le iba a restar votos.

Si consigue ser investido no será porque los dos aspirantes a sustituirle -Susana Díaz y Pablo Iglesias- crean en sus dotes sino como un primer paso para echarlo y ponerse ellos después con lo que se supone que dejarían que se quemara y torpedearían su acción de gobierno desde el fuego amigo. De sus cálculos según lo que más les convenga para sus ambiciones personales dependerá que Sánchez ocupe La Moncloa o no. Y en ese sentido parece probable que se permita que el todavía secretario general del PSOE gobierne en precario durante media legislatura (al final el gobierno de 18 meses lo vamos a tener en toda España) pactando la abstención con los independentistas a cambio ya no de un referéndum legal de independencia que desde el 27-S saben que en el corto plazo perderían sino de una solución transitoria que les permita seguir manteniendo el poder para usar todos sus resortes con los que ganar el quórum necesario en favor de la secesión como venían haciendo de manera paciente desde los tiempos de Pujol hasta que Mas se precipitó tras el 11-S de 2012.

Pablo Iglesias se ha adelantado con una jugada que pone a Sánchez y su partido entre la espada y la pared. Mientras en Ferraz deciden si siguen la vía portuguesa del frente de izquierdas como quiere Pdr o la alemana de gran coalición con el centro-derecha como quieren los alumnos de la escuela de Felipe González, los estrategas de Podemos hace tiempo que decidieron optar por la griega y que la Syritza patria más pronto que tarde sustituya al PASOK español.



Categorías:Izquierda, PSOE, Socialdemocracia

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: