El silencio

Es la actitud de nuestros políticos ante el gran genocidio del siglo XXI

silencio

Hay silencios que son culpables. Cuando se asiste a una injusticia es un deber del hombre denunciarla y poner de su parte para repararla y eliminar la causa que la provoca. No hacerlo supone responsabilidad, en cierta medida nos hace cómplices.

Denuncia la plataforma One of us (Uno de nosotros) que en España los políticos ya no hablan del aborto, la eutanasia o el derecho a la vida. Tiene razón, después de la traición del Partido Popular, con Mariano Rajoy a la cabeza, a los narciturus el aborto ha desaparecido del debate político. Sólo AES, Familia y Vida o VOX intentan mantenerlo, pero con poca repercusión mediática.

De la eutanasia si se habla, pero desgraciadamente para implantar bajo la falsa máscara de la muerte digna. Pero a nadie escucharán oponerse a ella en el arco parlamentario, y si alguno lo hace dada la trayectoria de su partido en materia de defensa del derecho a la vida, desgraciadamente, no es fiable. Y qué decir de los embriones congelados, o destruidos en nombre de la ciencia, o desechados en aras de un supuesto derecho a la maternidad. ¿Alguien se acuerda de ellos?

No, desgraciadamente nadie habla del derecho a la vida, ni se preocupa por defender a los más débiles (embriones, bebes no nacidos, mayores, enfermos terminales,…). Será quizás porque como explica Jaime Mayor Oreja: “si eres provida, estás expulsado de la política.” Pues así será, pero la pregunta que nos hacemos en MQE es ¿para qué se está en política si no es para defender al débil?. Ahí dejamos la pregunta a nuestros parlamentarios.

Mi querida y silente España.

IMG_5042



Categorías:Aborto, Defensa de la Vida, Eutanasia

Etiquetas:, , ,

4 respuestas

  1. Reblogueó esto en El Heraldo Montañés.

    Me gusta

  2. En España sólo la sociedad civil puede impulsar la defensa del derecho a la vida. En la política volverán a estar presente esos valores cuando desde trabajos de la sociedad civil, como Mi Querida España, hagan resurgir en la sociedad esos valores. Y a la cabeza de la sociedad civil pongo, sin duda, a la Iglesia.

    Me gusta

Trackbacks

  1. El silencio – El Heraldo Montañés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: