Muere el historiador que desinfló el mito de Guernica

Jesús Salas Larrazábal fue un historiador riguroso, alejado de las manipulaciones partidistas

DE00050

Una guerra civil siempre es una tragedia y más aún un bombardeo sobre una ciudad, en el que es casi seguro que muera población civil. Dicho esto, tal y como señala Pedro Fernández Barbadillo, quizás “el acontecimiento más discutido y manipulado de la guerra civil española es el bombardeo de Guernica, realizado por las aviaciones italiana y alemana el 26 de abril de 1937”.

“A partir de los años 60 del siglo XX la izquierda impuso su versión de los hechos, que se ha convertido en la doctrina oficial y que sólo ha empezado a desmoronarse en los últimos años gracias al esfuerzo de unos pocos historiadores”.

Una de las mentiras que se han convertido en verdad oficial sobre Guernica es el número de víctimas del bombardeo: la agencia de noticias francesa HAVAS publicó que los muertos ascendieron a 800 y el Gobierno vasco, en un primer momento, comunicó que fueron más de 500. En el paroxismo propagandístico se llegó a hablar de 3.000 muertos; luego la cifra se redujo a 1.654, que sigue apareciendo en algunos ensayos.

El primer investigador que aportó datos objetivos sobre el bombardeo fue el periodista Vicente Talón, en su libro de 1970 Arde Guernica, donde demuestra que el tradicional mercado de los lunes fue suspendido por el delegado del Gobierno vasco en el pueblo. Desapareció así la población flotante que habría acudido al mercado y habría justificado las cifras de cientos de muertos.

Pero el mérito del restablecimiento de la verdad histórica corresponde a Jesús Salas Larrazábal (1925-2016), quien investigó el bombardeo y publicó sus conclusiones en otro libro titulado Guernica (1987).

Fue Salas quien acudió a los registros civiles para contar los muertos enterrados en los días posteriores a la acción bélica y también a las hemerotecas. Su conclusión es que las víctimas mortales fueron sólo 126.

Muchos se escandalizaban de esa cifra… pero la asociación local Gernikazarra Historia Taldea, fundada en 1985, se ha dedicado a documentar el bombardeo y en 2012 sus miembros declararon que situaban el número de fallecidos en 153, muy por debajo de las hinchadas cifras propagandísticas y, sin ir más lejos, menos que “los causados por otro bombardeo aéreo, ejecutado por los italianos, en Durango el 31 de marzo, que superaron los 250″.

Para contextualizar el bombardeo de Guernica, Fernández Barbadillo recuerda otro hecho del que probablemente no hayan oído hablar y que no cuenta con ningún cuadro que lo inmortalice:

“Todos hablan de Guernica, pero nadie recuerda el asalto a las cárceles de Bilbao. Fue un ataque de las milicias de izquierdas a las cárceles, el 4 de enero de 1937, donde se asesinó a 224 presos indefensos”.

Y concluye:

“Salas buscó la verdad, trabajando sobre el terreno, con entrevistas, viajes y visitas a archivos, mientras otros se limitan a repetir consignas o tópicos, sea por comodidad o por ideología. Sólo por esto merece agradecimiento”.

Mi querida y rigurosa España

MQE

 



Categorías:Guerra civil, Historia, Sin categoría

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: