España, Estado suicida

Es el grito de alarma de Jesús Laínz

jesuslainz

¿No lo han pensado alguna vez? ¿No han pensado que en un país serio estas cosas no pasan? ¿No han pensado que, de seguir así, les estamos dando a quienes nos odian las armas para que nos eliminen?

Jesús Laínz también, y ha escrito una columna importante en Libertad Digital en la que dice estas cosas:

  • Un Estado que permite que sus propios organismos puedan operar desde dentro para destruirlo sin que él pueda oponerse a ello es un Estado condenado a la desaparición.
  • La cosa es tan clara que hasta el entendimiento más simple lo comprendería, pero nuestros políticos, tanto de esa variedad hemipléjica que llaman izquierda como de la otra que llaman derecha, llevan sin comprenderlo cuatro décadas.
  • Es más, así lo diseñaron: por muchos regates que se empeñen en dar los interesados en seguir engañándose, el famoso Título VIII de la Constitución no es más que un revólver apuntando a la sien de España. Y aun concediendo –lo que es mucho conceder– que no lo fuera estrictamente sobre el papel, o al menos en las cándidas intenciones de algunos –algunos, solamente algunos– padrastros constituyentes, lo imperdonable es que no se admita que su desarrollo legislativo y político a lo largo de estas décadas ha materializado ese revólver e incluso las balas que ya han sido disparadas.
  • Pero no todos los ataques a la legalidad, a la Constitución, a la Nación y al Estado tienen relación con el Título VIII ni con sus beneficiaros separatistas, ya que la burla perpetua a la legalidad, a la Constitución, a la Nación y al Estado puede adoptar muchas formas. Cada día más, vista la impunidad. El último ejemplo ha sido el carnaval tricolor del pasado día 14 de abril, 85º aniversario de la declaración de la Segunda República que fue aprovechado por multitud de gobernantes locales y autonómicos para utilizar las instituciones como centros de exaltación republicana. Ante las tímidas protestas que algunos han osado emitir, los responsables se han parapetado, con enorme hipocresía y desprecio a la legalidad, en la libertad de expresión. Una sola pregunta al respecto: ¿qué habría sucedido si algo semejante, pero de cariz ideológico evidentemente opuesto, hubiese sucedido para conmemorar el 18 de julio? El fin del mundo.

España es más, mucho más, que este Estado empeñado en suicidarse y ha demostrado en múltiples ocasiones su capacidad de supervivencia. Pero tampoco se trata de ponñerselo tan difícil, ¿no?

Mi querida y superviviente España

MQE

 



Categorías:Constitución, España, Separatismos, Sin categoría, Unidad de España

Etiquetas:, , ,

2 respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: