Comunistas padeciendo comunismo

Barcelona Ada Colau atiende a los medios con los vecinos d fondo gritando no es nuestro proyecto fotografia de Carlos Marquez

Barcelona Ada Colau atiende a los medios con los vecinos de fondo gritando no es nuestro proyecto fotografia de Carlos Marquez

Decía Kissinguer que el comunismo tiene gran audiencia allí donde no gobierna. Dejando de lado el retrato que podríamos hacer del que fuera Secretario de Estado de EE.UU. y Premio Nobel de la Paz, lo cierto es que en Barcelona estamos comprobando el acierto de esta frase ante la gestión de Ada Colau como alcaldesa de la ciudad.

Los últimos en enterarse de lo que es el comunismo en la práctica están siendo las propias asociaciones de vecinos que tanto apoyaron a la propia Colau en su carrera hacia el consistorio barcelonés.

Nos cuentan en El Periódico de Catalunya que, a razón de una demanda histórica de los vecinos de Nou Barris para que la Ronda de Dalt sea cubierta, Colau ha hecho ejercicio una vez más de su talante dialogante consistente en “yo hago ver que os escucho, pero luego hago lo que me da la gana”. De hecho, Colau tiene un solo concejal más que la candidatura de CiU que quedó segunda y no cuenta con mayoría para aprobar sus cuentas porque la CUP es una izquierda más tronada aún (que ya es decir) y porque es incapaz de conseguir el apoyo de otras izquierdas como ERC o los socialistas (estos últimos parece que van a aceptar un acuerdo de gobierno para así pillar de nuevo cargos en la que fue durante décadas su casa).

Vecinos en pie de guerra

El mundo al revés es algo muy parecido a unos vecinos gritando a una alcaldesa que hace solo un año era la adalid de la reivindicación ciudadana. Ha sucedido la tarde de este martes en la biblioteca de Vallcarca. Mientras Ada Colau atendía a la prensa, una decena de vecinos de Horta-Guinardó se han hecho carne en la sala para hacer oír su enojo. “No es nuestro proyecto”, han gritado. Las cinco asociaciones de vecinos de este distrito se han reunido con el gobierno una hora antes de que empezara la comisión de seguimiento de la cobertura de la Ronda de Dalt. Han terminado todos por marcharse, enfadados ante la posición “inflexible” de unos interlocutores, se han quejado, “a los que no les importa nada lo que digamos porque ya tienen la decisión tomada”. Ninguno de estos líderes vecinales se ha quedado a la comisión, y en los próximos días convocarán a la prensa para exponer su rechazo al proyecto planteado por el gobierno de Barcelona en Comú. “Esto es un fraude de ley”, ha resumido Toni Mateos, presidente de la asociación de vecinos de Montbau. “Hacen lo que les da la gana”, ha rematado Lluís Cairell, presidente de los vecinos de la Teixonera.

De hecho, el propio proyecto del tranvía por la Diagonal que fue rechazado en aquella desternillante y chapucera consulta pública por la ciudadanía convocada por el alcalde Hereu hace siete años, va a tirar adelante por los bemoles de la Señora Alcaldesa que para ello ya ha fichado al ex dirigente de Convergencia Pere Macías…

Esta es la parte buena de cuando gobiernan los comunistas (comunes se hacen llamar ahora) que su gente se entera de lo que realmente es. Lo malo es que también lo tenemos que padecer los demás.

Mi querida y común España



Categorías:Barcelona, Comunismo, Podemos

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: