Las instituciones

La erosión de las instituciones se paga.

bcn-okupas--620x349

Hay mucha ingenuidad en nuestras querida España. Muchos creen o les han hecho creer que nada tiene consecuencias. Y nada más lejos de la realidad. Todo tiene consecuencias, las ideas, los comportamientos, las leyes, las personas, … Todo contribuye a que una sociedad mejore o empeore. Lo que nos enseña la experiencia es que las cosas, las sociedades, las personas no se estancan, o mejoran o empeoran.

Y cuando uno ve los disturbios de Barcelona y en lo que se han convertido estos días el barrio de Gracia en Barcelona experimenta en primera persona el efecto, las consecuencias, de tantos años de desprestigio de las instituciones, de tantos años de permisividad con aquellos que sólo entienden la convivencia social desde el libertinaje, la falta de respeto al otro y la violencia.

Sí, en Barcelona durante muchos años las instituciones han hecho dejación de funciones con el movimiento okupa, un alcalde ha llegado a pagar un alquiler a los okupas en vez de desenmascararlos y luchar contra ellos. Ese pago no significa otra cosa que una claudicación en toda regla del deber que corresponde a todo gobernante. Y claro, 4 años después, nos encontramos que el ayuntamiento de Barcelona gobiernan los amigos de los okupas y como son amigos son incapaces, o más bien, no quieren (¡es que son de los nuestros!) resolver el problema como exige la situación: con la ley, el estado derecho y la fuerza de la policía. Y mientras tanto los barceloneses sufriendo los altercados de los violentos y la incapacidad de su gobierno local. Alguno dirá que bien merecido lo tienen, porque ellos votaron a Colau. Y es verdad, ellos votaron y ahora se encuentran con lo que no esperaban; las ideas y los votos tienen consecuencias.

En esta frivolidad vive la España de hoy, dejamos que se pite el himno, dejamos que haya gobiernos autonómicos y locales que incumplan la ley y las sentencias judiciales, asumimos que cualquier idea por corrosiva que sea puede estar en el ámbito público, aceptamos con normalidad la vejación y el deterioro de las instituciones nacionales,… y luego nos extrañará que lo que pasa en Barcelona pase a nivel nacional.

Sin instituciones no hay estado de derecho, pero en España parece que no nos queremos enterar, o que algunos no se quieren enterar. Enterarnos exigiría defenderlas. ¿Alguien se apunta?.

Mi querida y frívola España.

IMG_5042



Categorías:Estado de Derecho, Libertad, Sin categoría

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: