Blanqueando separatistas

Ahora parece que son gente de fiar.

FrancescHoms

Atribuyen a Fraga, otros a Churchill,  la frase de que “la política hace extraños compañeros de cama”. Y esta frase parece hacerse buena, o no, en lo inicios de la nueva legislatura. Las votaciones para la configuración de la mesa del congreso de los diputados no dejan lugar a dudas de que hay un pacto entre los diputados de la antigua CiU y el PP, parece que también el PNV entra en ese pacto. El pacto parece ser la promesa por parte del PP a CiU de que aunque no cumple los requisitos para tener grupo parlamentario el PP votará a favor de que lo tenga, este pacto lo confirman las declaraciones de Rafael Hernando en la Linterna de la COPE.

Decíamos que la frase parece hacerse bueno o no, porque en MQE pensamos que nadie con un mínimo de sentido de la realidad puede extrañarse, desgraciadamente, de que el PP pacte con los separatistas, en especial con los catalanes. Lo ha hecho muchas veces en Madrid y en Barcelona.

Una de las grandes tragedias del gobierno Rajoy ha sido su desidia ante el separatismo catalán y su desafío secesionista. Algo que parece mantener en la nueva legislatura: el desafío separatista no parece existir para el PP, CiU parece ser un partido respetable al que es posible moderar y encauzar. Al menos eso se desprende de las declaraciones de Rafael Hernando en la COPE en la que abogaba por trabajar, es decir, por conceder prebendas a los separatistas catalanes, para vuelvan a la sensatez.

Cuando habla así Rafael Hernando, nos queda la duda de si tiene nostalgia de la CiU de Pujol (un Pujol encausado por corrupción, una CiU que tiene que cerrar por las demandas por corrupción que recaen sobre ella…), de esa CiU que durante 40 años ha venido entorpeciendo la relación entre Cataluña y el resto de España, de esa CiU que ha divido la sociedad catalana,… O quizás tiene puesta las esperanzas en el nuevo Partit Demòcrata Català (la refundación de CiU) que se autodefine como “partido político demócrata, catalanista, independentista, europeísta y humanista” (la negrita es nuestra).

El pacto no tiene importancia menor. Por un lado, supone una fuerte entrada de dinero para un partido que busca la ruptura de España, por otra lado, supone continuar esa campaña de blanqueo de los que son, por definición propia, enemigos de España.

Mi querida y blanqueadora España.

IMG_5042



Categorías:Cataluña, CDC, PP

Etiquetas:,

1 respuesta

  1. Mi experiencia de estos “catalanistas” que no catalanes, que ahora están vomitando su secesionismo, es clara.

    Los he visto toda mi vida de la siguiente forma:
    1. Cuando ha habido ocasión de ultrajar a España, en el extranjero o en España, lo han hecho. Hablo de desde la transición. Su discurso es supremacista y victimista. Son “estrategas de la mentira”. Han conseguido en 35 años aborregar a la sociedad guiada por Tv3, la vanguardia, el periódico etc, etc y los digitales, todos ellos subvencionados. Controlan la universidad, la escuela y la mayoría de asociaciones civiles.
    Mención especial son las Tv nacionales, analfabetas también de la verdad y adictas a lo políticamente correcto. Solo Intereconomía y 13TV, han tenido la dignidad de no arrodillarse ante la felonía.
    2. Cuando ha habido algo que medrar en España, son los que primero se apuntan entre el aplauso de todos los españoles.

    Ya no tengo ninguna duda sobre su doblez.
    Dicen que dos y dos son tres sin inmutarse, ni perder la sonrisa. Son muy simpáticos y saben vender muy bien su felonía ante esa España, también desconocedora de su historia. Creo que en el fondo hay un complejo de inferioridad real de muchísimos españoles, quizás por desconocimiento experiencial de vivir entre felones. La experiencia del día a día da mucha más información, que el mero concepto. Y este catalanismo sabe que cae bien en España, que no conoce su real talante fascista y supremacista.
    Son mentirosos hasta lo indecible. Llevan muchos años de práctica.

    Habría que estudiar los pactos con la oligarquía. ¿A cambio de que pactan? ¿Exonerar a la famiglia, dejar de investigar ese 3% ¿? de comisión. ¿Dejar en el aire el posible fraude fiscal del astuto, etc., etc.? ¿Dejar de meter la nariz en los ayuntamientos y diputaciones? ¿Blindar la lengua única y exclusiva? ¿Qué falta ceder para ser estado? Quizás el espacio aéreo, puertos y fronteras.

    El futuro lo veo en esa dirección. Cuando sean mayores de edad todos los que se adoctrinan en la escuela, y tengan edad de votar, el proceso será ya irreversible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: