La palabra mágica abre puertas en España

Nieto vuelve a clavarla


No siempre fuimos así. Teníamos iniciativa y no esperábamos que el Estado-niñera nos lo arreglase todo. Nos arriesgábamos. Décadas de adoctrinamiento nos han hecho dependientes de un Estado que está encantado de que seamos eternos menores de edad dispuestos a sacrificar nuestra libertad por el plato de lentejas del subsidio de turno.

¿Cuándo reaccionaremos?

Mi querida y dependiente España



Categorías:estatismo

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: