Un poco de historia sobre Melilla

Los que dicen que hay que entregarla a Marruecos no saben de qué hablan

De vez en cuando aparece uno de esos típicos ignorantes decididos a demostrarlo que afirma que las plazas españoles en el norte de África son un residuo lamentable del colonialismo blanco y que habría que entregarlas a Marruecos.

Para saber de qué hablan sería bueno que se informasen algo de cómo vino Melilla a formar parte de España. En la interesante web Schullerpedia, encontramos este interesante texto titulado Pedro de Estopiñán y conquista de Melilla sin resistencia (1496):

Pedro de Estopiñán era un militar español nacido en Jerez de la Frontera en 1470, del matrimonio de Don Ramón de Estopiñán Vargas, y Doña Mayor de Virués. El linaje Estopiñán es de origen aragonés.

[…]

los Reyes Católicos autorizaron a la Santa Hermandad la dotación de un ejército para la conquista y ocupación de Melilla, plaza desde donde se estaban lanzando estos ataques berberiscos. El objetivo no era otro que capturar la escasamente defendida plaza, poblarla, guarnicionarla, y convertirla en un enclave cristiano desde donde vigilar las costas africanas en el Mediterráneo de los ataques berberiscos.

[…]

Pedro de Estopiñán, al frente de 5.000 veteranos infantes y 250 jinetes, y una pequeña flota bien aprovisionada con víveres, cal y madera, partió supuestamente de San Lúcar en septiembre de 1497. La flota contenía también a un importante número de ingenieros y obreros, enviados con el fin específico de fortificar las conquistas encontradas.

Amparados por la oscuridad de la noche y sin encontrar ningún tipo de resistencia, Estopiñán desembarcó encontrando la ciudad de Melilla prácticamente despoblada, con la muralla desocupada y llena de desperfectos por las recientes guerras entre los reyes de Fez y Tlemecen.

Un ingente número de canteros, carpinteros y albañiles trabajaron durante toda la noche reparando las murallas y preparando las posiciones defensivas, de modo que al amanecer siguiente la plaza estaba ya fortificada, y en manos cristianas para sorpresa de los musulmanes que habitaban en las cercanías.

Hecho esto, Estopiñán deja al capitán Gómez Suárez y a una guarnición de 1.500 hombres y regresa a la península victorioso.

[…]

Fueron justamente los escasos habitantes de Melilla los que aceptaron la soberanía española con el beneficio que les reportaba tal protección.

Melilla ya era española antes incluso que Navarra, y mucho antes de que figurara la palabra “Marruecos” como toponímico para designar esta región magrebí.

Melilla no fue usurpada ni tomada por la fuerza a nadie, estaba abandonada y en la más absoluta anarquía. Melilla fue colonizada y repoblada de forma pacífica, solo interrumpida por los ataques ocasionales de los piratas berberiscos.

Ni Marruecos tiene legitimidad para reclamar la devolución de la plaza, ni Gibraltar tiene derecho a excusarse comparando su situación con la que disfrutan los habitantes de Melilla. Los antecedentes históricos de ambos enclaves son totalmente contrapuestos e incomparables.”

Mi querida y africana España

MQE



Categorías:España, Historia, Sin categoría

Etiquetas:, , ,

1 respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: