Dan miedo

Sí, pero no nos acobardan.

iglesiaerrejon

Para el partido político Podemos, para sus dirigentes y simpatizantes, el debate se sitúa en torno al “miedo”. El partido que venía a hacer “nueva política”, que venía a resolver los problemas de la “gente” y que venía a salvar a “las naciones” de España, lo único que de momento ha hecho ha sido “resucitar” a Shakespeare y a Hamlet.

Más de 400 años después de la irrupción del genio inglés y de la escritura de su obra más famosa, la gran aportación de Pablo Iglesias e Iñigo Errejón al panorama político y filosófico español hace referencia a su capacidad o incapacidad de atraer o ahuyentar votantes porque sientan, o no, “miedo”.

Definido, según la RAE, como “angustia por un riesgo o daño real o imaginario”, el Secretario General de la formación morada es partidario de “dar miedo”, frente a la opinión de su compañero de “no dar miedo”. Pablo Iglesias cree que hay que continuar con un lenguaje frentista, hablando de los sinvergüenzas, los corruptos o los explotadores. Iñigo Errejón es más partidario de moderar la dialéctica y asimilarla a la de la socialdemocracia europea.

Dicho lo cual, lo que es indudable, y digno de elogio, es que, al menos en este tema y de momento, Podemos permite el debate, la confrontación de opiniones, las visiones encontradas, formas distintas de ver las cosas. Su líder encuentra oposición interna, escucha otras opiniones, sus compañeros plantean alternativas, modos diferentes de manejar el partido y la estrategia electoral. En definitiva, un camino muy distinto al de otros partidos, como el PP o el PSOE, donde nadie se atreve a “rechistar” a los grandes líderes. Ojalá, en esto, cumpliera el ejemplo. Sin miedo al debate, sin miedo al intercambio de pareceres.

Sin embargo, desde Podemos rehúyen el debate principal porque, lo que da miedo, amigos, no es el lenguaje o la dialéctica. Lo que da pavor es que las preocupaciones de la “nueva” izquierda sean la plurinacionalidad y el proceso constituyente, la perspectiva feminista, o las relaciones entre democracia, capitalismo y hegemonía, entre otros temas que se debatirán en la Universidad de Verano de Podemos; o que se invite a filósofos como Toni Negri, Chantal Mouffe o Arturo Carmona, en vez de a intelectuales como Vargas Llosa, a políticos como Joaquín Leguina o a emblemas de la democracia como José Antonio Ortega Lara.

Y también da miedo el hablar de “nosotros” y de “ellos”, el hablar de la “gente” como si los ciudadanos fueran propiedad de la extrema izquierda, el venerar a dictaduras como Irán o Venezuela, el no poner reparos a la falta de separación de poderes en Cuba o la despreocupación por “la gente” de Corea del Norte.

Y por supuesto, da miedo la incapacidad de la “nueva izquierda” para gestionar. Sus fracasos al frente de la alcaldía de San Sebastián, la bancarrota a la que están abocando al Ayuntamiento de Cádiz, los “amiguismos” y “enchufismos” en la capital de España, donde han encontrado cómodos acomodos (valga la redundancia), el sobrino político de la alcaldesa, el padre de la portavoz, la “pareja” (o “el pareja”, vaya usted a saber…hay que ser modernos!) del concejal, y un largo etcétera de sonados fracasos. Eso sí que da miedo, “angustia por un riesgo o daño”, más real que imaginario.

Pero sobre todo lo que da pavor es un partido que quiere gobernar España para destruirla. Que quiere el poder para detentarlo, no para ejercerlo. Que es partidario de volver a partir en dos a nuestro país. Que no respeta las instituciones más que para sus propios intereses. Que en su hoja de ruta únicamente está una agenda de género que quiere acabar con la herencia de nuestro país y con la familia. Y que está dispuesto a todo con tal de conseguirlo.

Dan miedo porque llevarían España al enfrentamiento social, al liberticidio, a su ruptura, a la ruina. “Dan miedo”. Esa es la realidad. Dan miedo pero no atemorizan, en MQE trabajaremos activamente para que no consigan sus objetivos.

Mi querida y valiente España.

img_0014-8



Categorías:España, política

Etiquetas:, ,

2 respuestas

  1. Estos no son políticos, son simplemente activistas con muy malas intenciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: