Consenso liberticida

O cómo afrontar problemas reales y verdaderos de una manera falsa y torticera.

violencia-de-genero

En MQE estamos en contra de cualquier trato despectivo hacia la mujer, y más si cabe si se trata de actos violentos. Sin embargo, esa defensa de la dignidad de la mujer no nos hace perder el sentido común. Y mucho menos utilizar la supuesta defensa de la mujer como medio para inocular ideologías en la legislación española.

Sin embargo, todos nuestros políticos parecen opinar de otra forma. Con sus votos los parlamentarios españoles demuestran que han aceptado la teoría del feminismo radical por la cual el hombre es un ser violento, cuya única obsesión es agredir a la mujer. Si no no se explica que tras una ley mal llamada de violencia de género, que deja al marido en una situación de indefensión jurídica, como muchos casos vienen demostrando, ahora se de un paso más y se amplíe el concepto de la mal llamada “violencia de género” a “las agresiones que sufre la mujer fuera de la pareja y a las menores de edad”.

Mucho nos tememos en MQE que este hecho sólo servirá para ampliar a la indefensión jurídica a todo hombre respecto de cualquier mujer, ya no sólo respecto de su pareja, como sucedía con la ley actual. Una vez más la ideologías del feminismo radical y la ideología de género van demostrando su carácter totalitario, no sólo en el sentido de que impiden la discrepancia mediante la sanción legal, sino que además buscan limitar los derechos y libertades de aquellos colectivos que identifican como enemigos, en este caso los varones.

Y mientras tanto nadie quiere abordar la causa verdadero de un problema real en nuestra sociedad, la mujer en el siglo XXI no es respetada en su dignidad. Dicho de otra forma, en el mundo hedonista y nihilista del siglo XXI la mujer se han convertido en un objeto de deseo y desgraciadamente aquello que se percibe como un objeto se trata como un objeto. Y eso es lo que hay que denunciar en el siglo XXI, el concepto de mujer como objeto que impide que se reconozca su verdadera dignidad y sea objeto de respeto.

Pero nuestros políticas están a otra cosa, a hacer ideología. Por eso en MQE no nos extrañe que no le preocupe promover la fidelidad en la relaciones matrimoniales (en la que hombre y mujer ser ven como un don, un regalo, no un objeto), en promover el verdadero sentido de la sexualidad (la entrega y no el uso del otro),… Algunos lectores dirán, eso que piden ustedes es demasiado, es demasiado profundo para nuestra clase política.

Bueno quizás tengan razón, pero nos conformaríamos con que nuestros políticos lucharan contra la prostitución (siguiendo el ejemplo de Islandia, Francia, Noruega y Suecia), contra la pornografía (siguiendo el ejemplo de Toowomba en Australia), que se denunciara la publicidad que emplea la mujer como objeto. Son cosas que se hacen en Occidente y que van en el buen camino de la defensa de la mujer sin caer en la falsedad de ver a todo hombre como un agresor en potencia. Todo lo cual es perfectamente compatible con un régimen de sanciones duro para aquellos hombres o mujeres que agredan a hombres o mujeres, incluso con un agravamiento de las penas por producirse esa violencia en el ámbito familiar. Pero todo esto no tiene nada que ver con la criminalización del varón, ni la limitación de sus derechos y libertades.

Lo que ya no nos extraña tanto es el seguidismo del PP a Podemos. Hace poco denunciábamos el seguidismo del PP andaluz a Podemos en materia de ideología de género, hoy la Gaceta.es no explica como desde el PP, Ángeles Isac ha mostrado su “total adhesión” – a la proposición de Podemos – porque la sociedad está reclamando a todos los partidos que hagan lo que esté en sus manos para combatir “esta lacra que tanto daño esta haciendo”. Una vez más un PP sin criterio, una vez más un parlamento español sin razón.

Mi querida y liberticida España.

img_0014-8



Categorías:feminismo, Ideología de género

Etiquetas:, , , , ,

2 respuestas

  1. Lo primero que habría que hacer en defensa y protección de las mujeres es dejar de mostrarlas como nos las muestran ahora, como las enemigas de los hombres y las asesinas de sus hijos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: