Una vocación equivocada

Gestor de inversiones y no político.

 ramonespinar

Hay ocasiones en que uno equivoca su vocación o mejor la forma de desarrollar una vocación. La forma de ejercer una vocación no es algo que depende sólo del deseo, de la afición, de lo que me gustaría ser, hacer. No, a la hora de descubrir la forma de concretar una vocación es necesario discernir también si tenemos las capacidades necesarias para desarrollarla.

Algo así parece que le sucede a Ramón Espinar. En MQE queremos creer que es tal su pasión por el bien común – interés general, diría Ramón -, por mejorar las condiciones de vida de la gente – como dicen los podemitas – que le ha llevado a elegir la vida política como vocación.

Sin embargo, a pesar de esta pasión bienintencionada, no cabe duda que Ramón Espinar no tiene capacidades para la política. En primer lugar porque los medios que elige para hacer política, el enfrentamiento, la división social, no mejoran la vida de la gente. En segundo lugar, porque utilizar la envidia y el resentimiento como motor del cambio tampoco parece que ayuda a una sociedad a crecer. Finalmente porque cada una de las medidas que propone Ramón y sus partido es un camino seguro hacia la pobreza y la falta de libertad.

En definitiva, no parece que la política sea la vocación para la que nació Ramón Espinar. Sin embargo, su experiencia inversora demuestra que Ramón tiene dotes para la gestión patrimonial. Informan lo medios que en 2010 Ramón Espinar fue capaz de generar un beneficio, a través de una inversión inmobiliaria, por un importe bruto de casi 35.000 euros (tras gastos la rentabilidad neta quedaría en unos 20.000 euros ). Es decir, estamos hablando de una rentabilidad bruta del 25% (14,2% neta) en menos de un año, en unos 7 meses, que si la anualizamos podríamos estar hablando de una rentabilidad anual del 42,8% bruta (24,3% neta). No nos negarán ustedes que estos niveles de rentabilidad están al nivel de los mejores gurús del mundo de las inversiones .

Además la operación de Ramón  demuestra una capacidad de análisis, de predicción y anticipación porque vendió pocos meses antes de que estallara en 2011 lo más agudo de la crisis económica en España.

Sí, en MQE pensamos que Ramón debe reenfocar su vocación. Esa vocación de servicio la debe reorientar al mundo de las inversiones donde con esa capacidad para generar riqueza mucha gente, gracias a Ramón, mejorara su nivel de vida.

No cabe duda de que sería una acción del tipo ganar/ganar. Ganaría Ramón, que vería realizada su vocación, ganaríamos los españoles porque en vez de empobrecernos con sus medidas políticas mejoraríamos calidad del vida con sus habilidades inversoras. ¡Es la economía Ramón!, que diría Bill Clinton.

Mi querida y vocacional España.

img_0014-3



Categorías:Populismo

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: