Marine Le Pen

¿Son tan distintos los populismos a la vieja política?

lependedo

La vieja política vive conmocionada por el auge del populismo en Europa. Razones hay para la conmoción: en Austria el FPO casi ganas las elecciones y los viejos partidos han quedado arrinconados; en Alemania Merkel se ve obligada a girar su discurso por la irrupción de Alternativa por Alemania, en Francia parecen reales las opciones del Frente Nacional de ganar la elecciones; en Estados Unidos lo que la viaje política considera populismo ha ganado.

Esta conmoción de la vieja política convive con la esperanza de muchos de que los rumbos políticos cambien. Eso no quiere decir que mucha gente apoye el populismo, esa esperanza simplemente expresa el deseo de cambio de muchos europeos.

Sin embargo, la pregunta que nos hacemos en MQE es que cambio se produciría si los populismos llegan al poder. Parece razonable pensar que haya un giro en las políticas migratorias (si  bien algunos políticos de la vieja política, véase el reciente ejemplo de Fillon y Merkel, parecerían dispuestos a acometerlo); parecería razonable pensar que se embridaría el proyecto europeo y se buscaría un mayor respeto a las soberanías nacionales (aquí la vieja política de momento no mueve ficha); es posible que se plantee una política económica algo proteccionista,…

Son cuestiones importantes que pueden modificar sensiblemente el futuro de las naciones afectadas. No obstante, si tratamos de profundizar en cuestiones más profundas, en el modelo antropológico que hay detrás de estos populismos no acaba de verse claro que haya una diferencia con la vieja política. Al menos es lo que se desprende de la reacción de Marine Le Pen ante las declaraciones de su sobrina y compañera de partido Marión Maréchal-Le Pen de la necesidad de revertir los desarrollos legislativos en materia de aborto de la presidencia Holland.

Rápidamente Marine Le Pen ha salido a la palestra para señalar que «No habrá ninguna modificación ni del reembolso del aborto ni de las condiciones de acceso al mismo». Asimismo, Florian Philippot, vicepresidente del partido, ha echado más leña al fuego despreciando la postura de Maréchal-Le Pen y asegurando que es minoritaria dentro de la formación política, a lo que la nieta del fundador del FN ha respondido que ni su opinión es minoritaria ni Philippot es quien para fijar la postura de todo el partido. Es decir, la nueva política (al menos los que mandan en ella) parece compartir el modelo antropológico de la vieja política.

Quizás esto se deba a que como señalaba recientemente Francisco José Contreras quien no quiera condenarse a la marginalidad política en Francia no puede cuestionar el aborto libre.  Y quizás tenga que ser así, pero la verdad es que en MQE nos hace tener pocas esperanzas en las bondades reales de los sustitutos de la vieja política.

La experiencia enseña que  la casa no se puede construir por el tejado. Y una cosa es no olvidar que la política es el arte de lo posible y otra muy distinta olvidar los principios sobre los que necesariamente se debe asentar un sociedad justa y pacífica.

Mi querida y desesperanzada España.

img_0014-2



Categorías:Aborto, Populismo

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

  1. Estimados amigos, sólo quiero indicar más allá del debate sobre el aborto en el cual yo me inclino a preservar y defender la vida del neonato pero contemplando ciertos preceptos en los que si apoyaría la práctica del aborto (con lo cual aquí ya estoy abriendo el eterno debate…) si quiero hacer incapie en un nuevo/viejo error de concurrencia última. Me refiero a los apelativos, como el del nuevo cuño; POPULISMO!
    Fascista, rojos, extrema derecha, antisistema, fachas, nostálgicos, etc…
    No será que el holding político-economico, quizás caduco y falto de ideas siempre apoyados por la prensa palmera acuña sellos de rechazo para una sociedad en el mejor de los casos desencantada para enfrentarse a un adversario político calzado en la resistencia y que va sacando ventajas en un panorama adverso socialmente y pone en jaque a la cortesania del sistema o régimen gobernante?
    Quienes son los populistas realmente, quienes quieren nantener a toda costa o los que quieren cambios sin calcular?
    Dejémonos de tanta adjetivación y dediquemonos más a analizar las sustancias de las sociedades, de las humanidades
    Soy partidario de la evolución, aunque no siempre sean con un progreso real y positivo y si muy proclive a la reforma. Es indiscutible que nos encontramos en pleno proceso de decadencia en Europa y eso siempre conlleva riegos a todo el mundo, un Mundo por otra parte tan viejo y nuevo a la vez como el propio ser humano que es infinitamente parecido a los humanos de hace 5000 años hablando antropologicamente y que sólo varían en los escenarios sociales.
    El ser humano ha demostrado que avanza mucho más tecnológicamente y no siempre con buenas praxis y resultados que en entorno social y que como individuos no dejamos de ser lo que somos, personas desde hace milenios y sobretodo en el manejo del poder tan populista antes como en el presente.
    POPULISMOS O IDEOLOGÍAS?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: