Por qué el Estado español no se merece sobrevivir

A no confundir con España, la patria de quienes son abandonados por ese Estado

barrientos

Lo explica a la perfección el comentario de Dolça Catalunya a la sentencia que inhabilita a Artur Mas por dos años:

Artur Mas, president de la Gene catalana, desobedece las leyes, se pasa la advertencia del TC por el arco de triunfo, gasta €13 millones de tots els catalans para montar un butifarréndum ilegal que enfrenta a los catalanes, todo en el marco de una expresa y declarada voluntad de desobediencia al Estado. Arturu hace esperar al tribunal 30 minutosacude a juicio escoltado por 14.000 nacionalistas que presionan a la Justicia e insultan a la fiscal jefe de Cataluña. Es condenado por delito de desobediencia a 2 años de inhabilitación y multa de €36.500 por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña presidido por Jesús Barrientos. Absuelto de delito de prevaricación administrativa. Por delito de malversación de caudales públicos (los €13 millones) ni se le juzgó. El juez Barrientos había declarado que “el separatismo es mayoría y hay que cambiar la Constitución.

Milagrosa Martínez, consejera de Turismo de la Gene valenciana, adjudica fraudulentamente el pabellón de la feria FITUR y recibe a cambio un reloj valorado en €2.400. Milagrosa acude a juicio puntual y sola con su abogado. Condenada a 9 años de cárcel y 17 años de inhabilitación por prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y soborno pasivo.

Ya lo saben: cuando les toque ir a juicio, llévense a la familia y que griten mucho. Porque la cosa funciona.”

¿De verdad un Estado así merece sobrevivir?

Mi querida y abandonada España

MQE



Categorías:Estado de Derecho, Separatismos, Sin categoría

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

  1. No se sulfure nadie ante un caso como éste (Mas tiene bula/pero la Sra. Milagrosa -milagro es que no le hayan quemado en una hoguera- debe pagar porque sí, con escarnio y befa) , y hagan como yo, que todos los días me acuerdo de D. Francisco Silvela y su dictamen sobre sus compatriotas: “España es un Estado de no-derecho”. Como la realidad demuestra que esa reflexión sigue vigente desde que fue formulada (no fue Estado de derecho ni con los últimos Borbones, ni con las Repúblicas, ni con el franquismo, ni con el suarismo, ni con el felipismo, ni con el Psoe ni con el PP ni con todos los mangurrinos nacionalistas), al menos sabe uno en todo momento lo que vale un peine y con qué clase de tahures nos jugamos a diario los cuartos. Como comprenderán, mi juicio sobre la judicatura en los dos últimos siglos y 17 años del presente no es precisamente halagüeño.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: