El pacto con los nacionalistas vascos nos va a costar un ojo de la cara

La corrupción sistémica del sistema del 78 en todo su esplendor

rajoyurkullu_abc--644x362.jpg

Enrique García-Máiquez pone el dedo en la llaga, del PP… y de Ciudadanos. Lo escribe en el Diario de Cádiz:

“Cuando se discute tanto sobre los stagiers, alguien habrá caído en la cuenta de que el resto de los españoles somos los stagiers del cupo vasco, trabajando para pagar el privilegio. Esto lo denunciaba antes Ciudadanos con valor y desprecio del peaje político que pagaría sobre el territorio foral. Eso hay que reconocerlo.

Ahora, sin embargo, lo que hay es que verlo. Los de Albert Rivera han pactado los presupuestos con el PP y el PP, para rematar su carambola a tres bandas, ha pactado con el PNV, como le gusta. Nos va a costar un ojo de stagier de la cara de tontos. ¿Se plantará Ciudadanos, exhibiendo coherencia con sus postulados de ayer?

Parece que no y se juega su credibilidad. Tiene razón Arcadi Espada al decir que el PSOE también podría haber dicho esta boca es mía y echar una mano; pero el PSOE, como el PP, son de la vieja escuela de dar un brazo a los nacionalistas con tal de meterle el dedito en el ojo al rival nacional.

Ciudadanos se vendía como el partido de extremo centro, capaz de pactar con todos, y el partido de extremo centralismo, capaz de proteger los derechos de todos. La primera oferta era más bien formal o procedimental, y la está cumpliendo. La segunda era material o ideológica, y se ven desfallecimientos, desganas, amnesias, vahídos y mohines de atrezo. Cumplir la mitad de las promesas no sería mal porcentaje, si tenemos en cuenta la media de los otros. El problema de Ciudadanos es que incumple la parte mollar.

Lo cual lo parte por el eje. Se hablaba mucho hasta hace poco -aunque lo vamos olvidando- de los diversos ejes que habían llegado a la política española y que se superponían al viejo eje derecha-izquierda. Ya estaba el nacionalistas-constitucionalistas, sí, pero ahora se sumaban el eje nuevo-viejo y el sistema-antisistema. Ciudadanos, entre otras cosas, quería romper con la debilidad de los partidos constitucionalistas en sus pactos con los nacionalistas y acabar con la política de cesión, complejo y paso atrás. Su gran salto de votos vino de Cataluña por eso.

Si por hacerle el caldo gordo al Gobierno es capaz de hacer la vista gorda sobre el engorde del cupo vasco, Ciudadanos habrá cruzado un punto de no retorno hacia la anorexia programática. Seguirá clamando contra la corrupción, pero habrá dejado de luchar contra la corrupción sistémica del sistema del 78, que es el pactismo asimétrico. Habrá roto por el eje el eje que le sostenía.”

Mi querida y estafada España

MQE



Categorías:Ciudadanos, País Vasco, Sin categoría, Vascongadas

Etiquetas:, , , , , ,

1 respuesta

  1. Reblogueó esto en El Heraldo Montañés.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: