Por qué la izquierda avanza

o la derecha retrocede.

Dos cosas sorprenden, quizás, del mundo en el que vivimos en Occidente. Por un lado, el dominio del pensamiento progresista en todas sus acepciones y la asimilación casi natural y pacífica del mismo por la mayoría de las sociedades occidentales. La sorpresa por este dominio no viene tanto del trabajo realizado por la izquierda, que ha demostrado constancia, ingenio y esfuerzo generoso para hacer que sus ideas dominen el mundo cultural y político. La sorpresa viene más bien por el lado de las consecuencias que suponen estas ideas: pobreza, falta de libertad – en todos los ámbitos de la vida social -, totalitarismo, inmoralidad,… Es por este lado, que sorprende su éxito dado los malos resultados que provocan. No cabe duda que son buenos prestidigitadores.

Por otro lado, sorprende la aparente incapacidad de la derecha – entendida como la definimos hace tiempo en MQE – para construir un discurso que con capacidad de enfrentarse con éxito al de la izquierda hoy. Sorprende porque los principios políticos de lo que tradicionalmente se ha llamado la derecha son lo que en la historia mayores cotas de libertad, prosperidad, justicia y bienestar han logrado. Son los que han construido nuestra sociedad española hasta bien poco y con notable éxito. Y, por tanto, deberían permitir el desarrollo de un discurso atractivo y con garantías de éxito.

El por qué de esta incapacidad de la “derecha” lo explica muy bien Carlos López en Actuall. Y es que la derecha hoy – la que tiene mayor presencia política, social y mediática -, que denomina Derecha Chic, no es derecha. Es una derecha acomplejada, que juega en el campo de terreno de la izquierda, es decir, es una “derecha” que argumenta desde los presupuestos de la izquierda. En resumen, es una derecha que no es derecha, que no tiene capacidad de construir un discurso alternativo, y por eso no engancha, no atrae.

Carlos López nos da una muestra de estos complejos:

“esa derecha que muestra su firmeza frente a los nacionalismos separatistas, pero dejando claro que su argumentario está inmaculadamente limpio de cualquier traza de “españolismo rancio” (sobre todo, no olviden lo de rancio) y se debe exclusivamente al constitucionalismo y el cosmopolitismo más acendrados”.

“Es la misma derecha que atribuye mecánicamente a herencia franquista los efectos perversos del intervencionismo estatal, como la rigidez del mercado laboral, sin que parezca inquietarle la cuestión de cómo se alcanzó el pleno empleo en los años sesenta, con una legislación tan supuestamente inflexible.”

“Una derecha que reduce su concepción de España a un artículo de la Constitución; una derecha que no ha sabido elaborar su propia concepción del franquismo, sino que se ha limitado a adoptar por omisión cobarde o perezosa la mitología comunista; una derecha que poco menos se avergüenza de la fe católica…, es una derecha que se detesta a sí misma”.

Dicho esto al margen del mérito que tienen algunos representantes de esta derecha chic, cuyas posiciones en defensa de la unidad de España o de las víctimas del terrorismo, les han provocado persecuciones mediáticas y ser objeto, incluso, de agresiones violentas.

Pero no cabe duda como explica Carlos López, que los discursos y posiciones de esta derecha chic tienen una argumentación pobre, acomplejada. Que en muchos casos parece buscar que no se les catalogue de derecha. Una “derecha” que “se detesta así misma” y que, en consecuencia, se vuelve incapaz de cualquier éxito político, de modificar el discurso dominante, de ser una alternativa real y atractiva.

Mi querida y acomplejada España.



Categorías:política

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: