La bandera

Sí, importa.

La bandera es un símbolo, un símbolo que representa a una comunidad. Una comunidad de personas que comparten una historia, unas costumbres, un territorio, unas hazañas, una visión común de la vida forjada a largo del tiempo, un proyecto común. Una comunidad forjada por vínculos personales, sociales, históricos.

Una comunidad que podrá o no tener una articulación política. La existencia o no de una articulación política no es condición necesaria para la existencia de una comunidad, o de una patria o nación. Porque, aunque esto lo ha desdibujado el pensamiento moderno, una cosa es la existencia de una patria o nación, o simplemente de una comunidad,  y otra cosa es la existencia de un estado. No es necesario, ni exigible para la aparición de una comunidad o de una nación la existencia de un estado. Cuestión diferente es que con el tiempo la comunidades de personas o naciones con fuerte identidad puedan querer o tengan una deriva natural hacia la constitución de un estado propio. Pero como decimos ni eso es necesario, ni es un derecho que se pueda invocar, ni hay porque concedérselo. En muchas ocasiones, además, esas comunidades han generado unos vínculos tan fuertes con otras que no parece ni razonable, ni adecuado, ni justo la ruptura de esos vínculos.

Todo este excurso viene a cuento de la movilización en favor de la bandera de Navarra. Nuestro mundo “moderno”, desvinculado, globalizado, ha perdido el interés por los símbolos. Es especial por aquellos que remiten a la comunidad a la que pertenecemos, a los vínculos que tenemos con ellos. Vínculos, y quizás por eso el mundo moderno los desprecia, que exigen deberes a los miembros de la comunidad, entre ellos y con la comunidad misma. Y eso hoy no gusta.

Sin embargo, los navarros han demostrado que son distintos. Están orgullos de Navarra. Y por eso, les gusta su bandera. Saben que su bandera les representa, que su bandera forma parte de ellos. Están orgullosos de ella, saben lo que significa. Y por eso, salen a defenderla.

Salen a defender su bandera y a protestar porque el gobierno foral les quiere introducir otra, la ikurriña, la bandera de los separatistas vascos. La bandera de aquellos que quieren anexionar Navarra, despreciando su historia, su esencia, con la entelequia separatista de Euskadi.

Y es que los buenos navarros saben lo que significa una bandera, su bandera, y por eso no quieren que les metan la bandera de otros.

Mi querida y abanderada España.

 



Categorías:España, Separatismos

Etiquetas:, , , ,

2 respuestas

  1. Reblogueó esto en El Heraldo Montañés.

    Me gusta

  2. Me alegra ver que tantos navarros hayan salido a defender su bandera. Eso demuestra que conocen la historia de su tierra y no se dejan engañar por las ideas nefastas de la gentuza que tienen infiltrada allí.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: