Totalitarismo

vestido de no discriminación.

Sí, este chico de la foto (James Damore) es un machista, no se entera del mundo en el que vivimos y ha sido despedido. ¿De dónde? De Google, de una de esas compañías tecnológicas que presumen de abiertas, de fomentar el trabajo colaborativo, de dar y premiar la iniciativa de sus empleados. Pero es que James se ha pasado, se le ha ocurrido explicar, en pleno siglo XXI, que entre los hombres y las mujeres hay diferencias naturales, diferencias psicológicas que hacen que unos y otras tengan aptitudes y predisposiciones diferentes antes diferentes puestos de trabajo o responsabilidades. Y que esas diferencias explican el por qué la distribución de los empleos en Google o en otras empresas no sigue la distribución que se da entre hombres y mujeres en la sociedad.

Esto le ha costado el puesto a James. La tecnológica amante de la libertad, Google, ha considerado excesiva esta licencia que se han tomado Jame a la hora de expresar sus opiniones a nivel interno.Y eso que se puso la venda antes de la herida “Valoro la diversidad y la inclusión, no estoy negando que el sexismo exista ni respaldo el uso de estereotipos. Al abordar la brecha de representación de la población, necesitamos observar las diferencias de distribución de la misma. […] Las diferencias en la distribución de rasgos entre hombres y mujeres pueden explicar parcialmente por qué no tenemos una representación del 50% de mujeres en puestos de liderazgo tecnológico. .[..] Si no podemos tener una discusión honesta sobre esto, nunca podremos resolver de verdad el problema”. Ya ven lo cuidadoso que es James al expresar sus opiniones y como trata de evitar malas interpretaciones de sus palabras, pero todo ha sido en vano.

Sí, porque Google apoya la libertad de expresión, pero con un límite como ha explicado Danielle Brown, su vicepresidenta de Diversidad, Integridad y Gobernabilidad:  “Parte de la construcción de un entorno abierto e inclusivo implica fomentar una cultura en la que aquellas personas con puntos de vista alternativos, incluyendo opiniones políticas diferentes, se sientan seguros compartiendo sus opiniones. Pero ese discurso necesita estar en línea con los principios de igualdad de empleo que se encuentran en nuestro Código de Conducta”. En cristiano, si pones es solfa los dogmas de la ideología de género te equivocas, hasta el punto de que no cabes en Google.

Quizás haría bien Google en modificar el título de su vicepresidente y redenominarlo como Vicepresidencia de la Verdad (al estilo del ministro de la verdad de Orwell), o Vicepresidencia de  la censura.

Mi querida y orwelliana España.



Categorías:Ideología de género, Libertad de Expresión

Etiquetas:, , , ,

1 respuesta

  1. Reblogueó esto en Ramrock's Blogy comentado:
    #Actualidad #Empresas #Internet #Google #IdeologíaDeGénero #LibertadDeExpresión #Despido #JamesDamore #Orwell

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: