Guindos

El frívolo del gobierno.

Luis De Guindos se caracteriza por su frivolidad cuando realiza declaraciones políticas. No le vamos a quitar su mérito en la gestión de la crisis económica y financiera de España. Gracias, en gran medida a su buena labor, el rescate de España quedó circunscrito a las ayudas para la Banca, se evitó una intervención tipo Portugal y poco a poco, a pesar de las tímidas reformas realizadas por el gobierno – muchas menos de las anunciadas -, la economía parece ir hacia arriba.

No es momento hoy de recordarle todas las cosas que prometieron hacer en el ámbito económico y que luego no hicieron. Sí es momento para recodarle que no se puede ser tan frívolo a la hora de hacer declaraciones políticas. Decir que si los separatistas se olvidan del referéndum se podría volver a hablar de dinero es no querer enterarse de la misa a la media. Es, en una palabra, ser un frívolo.

El problema del separatismo es más profundo que el dinero, que siempre juega su papel, pero en este caso no el más relevante. El separatismo hoy en Cataluña, no siendo mayoritario, es más fuerte que hace 20 años debido a que se ha ido transformando culturalmente la sociedad catalana hacia una visión negativa de España.

Para esa transformación se han utilizado la educación, la cultura, la instituciones públicas, el control social y económico que tenían los gobiernos separatistas de Pujol, Mas y el tripartito, se ha aprovechado la deserción del Estado Español en Cataluña y cómo no el dinero que discrecionalmente les ha dejado utilizar el Estado Español.

Y el separatismo, D. Luis, no pide dinero, pide separarse. Obviamente, durante mucho tiempo pidió sobre todo dinero. Y fue así porque primero en ese momento la sociedad catalana no estaban preparada para organizar la revuelta del butifarrendum (había que esperar); y segundo porque el dinero venía bien para alimentar y financiar ese proceso de transformación, así como para ir creando la imagen de que Cataluña se bastaba por sí sola.

No, D. Luis, el problema de Cataluña no se resuelve con dinero. Esas es la estrategia aplicada hasta hoy y nos ha llevado a donde estamos. El problema de Cataluña se resuelve enfrentando el separatismo, que es una ideología nociva. Y eso se hace de muchas maneras menos ofreciendo dinero. Se resuelve, sobre todo, construyendo España y defendiendo a los españoles en Cataluña y otras regiones de España.

Sabíamos que en lo político usted era un frívolo, lo que nos preocupa ahora es que su frivolidad pueda tener peso en la actuación del gobierno de Rajoy. Dicho de otra manera, que no sea el único frívolo de este gobierno. Porque, España no está para frivolidades.

Mi querida y frívola España.



Categorías:Cataluña, Separatismos

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: