Orgullosos de la Hispanidad

La gran obra de España.

La mayor gesta civilizadora en la historia universal y es española. Así es, España ha sido una nación capaz de civilizar medio mundo. Ninguna nación en el mundo ha hecho algo siquiera parecido.

La obra de España en América fue una obra civilizadora, una obra integradora, nunca se trató como colonias a los nuevos territorios ni a su habitantes, desde el primer momento fueron parte integrante de España y gozaron de la protección de la Corona que los hizo unos súbditos más. Obra civilizadora sí. Cuando llegó España a América se encontró unos pueblos en estado de barbarie, donde no se conocía siquiera el concepto de dignidad de la persona, donde no había libertad ni derechos. Aquel estado de barbarie lo convirtió España en uno de los territorios más avanzados del mundo. Sí eso fue obra de España. Más avanzados a nivel de derechos humanos, respeto de libertades, instituciones políticas, avances tecnológicos. No lo decimos en MQE, lo dijo en su momento von Humboldt y lo reconocen hoy todos los historiadores no ideologizados.

Toda esa labor civilizadora no se puede entender sin la fe católica, que fue el verdadero motor de esa gesta. Sin la fe católica de España y el papel de la Iglesia católica en la evangelización de América nunca se hubiera podido transformar esas sociedades en estado de barbarie. Los españoles sabían bien, sabemos bien, que quien evangeliza civiliza, pero que es imposible civilizar sin evangelizar.

Una obra que no se puede explicar si la magnanimidad, grandeza y humildad de la Corona española. En especial de Isabel la Católica que desde el primer momento concibió aquellos territorios no como una propiedad sino como un don que había que cuidar y hacer crecer – sólo así se explica su defensa desde el primer momento de los indios – y de Carlo I de España que no tuvo reparo en plantearse, en conciencia, si España tenía derecho a conquistar aquellos territorio. Un emperador que sabe que está al servicio del otro Rey Superior al que se debe. Sólo así se explica la controversia de Valladolid.

Con esos primeros reyes empezará la gran obra de España en el mundo. Obra de una nación entera, de muchas generaciones que generosamente se entregaron a construir un mundo mejor para sus compatriotas americanos.

Mi querida y orgullosa España.



Categorías:España, Hispanidad

Etiquetas:

1 respuesta

  1. La Conquista del Paraiso, Vangelis

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: