Estados Unidos tiene más claro

 lo de Cataluña que la Unión Europea.

El Separatismo no tiene apoyos en Estados Unidos. “Foreign Policy”, una revista estadounidense fundada por Samuel Huntington (el del “choque de civilizaciones“) y adquirida más tarde por el Washington Post. Al principio flirteó con el separatismo (“hay que negociar” etc), pero ya se han dado cuenta de qué va el tema, y esta semana publiquen un clarificador artículo de Daniel Runde (la traducción es cortesía de Dolça Catalunya):

“Cataluña saliendo de España sería como si Illinois saliera de Estados Unidos.

“En la hora de la prueba, España se merece el total apoyo de EEUU.

El 12 de octubre es el Día Nacional de España, su 4 de Julio. El jueves, este 12 de Octubre, los aliados de España deberían estar junto a España mientras enfrenta su mayor prueba en Cataluña.

La Constitución española de 1978 es similar a la de EEUU en varios aspectos. La Constitución de EEUU no contempla la secesión. Sin ser demasiado melodramático, los EEUU lucharon una Guerra Civil en parte por el asunto de si los estados podían o no separarse. El Gobierno Federal de EEUU intervendría si , por ejemplo, Louisiana o Illinois pretendieran la secesión. 

El Gobierno de España está haciendo lo mismo en Cataluña. El 6 de diciembre de 1978 Cataluña votó 90% a favor de la Constitución de 1978. Esto garantizó a Cataluña muchos beneficios, incluyendo: el catalán como lengua oficial, reconocimiento de la “nación” [nacionalidad] catalana dentro de España y educación bilingüe. Los catalanes han ganado mucho. Han abusado con su reciente referéndum y no merecen apoyo internacional.

España ha disfrutado de 40 años de democracia, estado de derecho y prosperidad internacional. España se unió a la OTAN y a la UE. España ha sido un contribuyente neto al orden internacional liberal basado en el derecho (…).

Una España más pequeña y débil no interesa a EEUU, como una Escocia o Quebec independientes no han interesado a EEUU en el pasado. El presidente Barack Obama se posicionó contra una Escocia independiente. El presidente Bill Clinton se posicionó contra un Quebec independiente. Por eso el presidente Trump se posicionó correctamente contra la independencia catalana en comentarios informales en las 2 últimas semanas.

La llamada votación que ocurrió hace pocas semanas fue un acto de teatro político. Igual que los EEUU no tolerarían una votación así en Luisiana o Illinois, los españoles deben socavar este acto ilegítimo. La votación no tuvo una participación elevada, hubo numerosos actos fraudulentos, y fue una provocación masiva. Si, hubo violencia policial, pero el Rey se colocó claramente junto al Gobierno de la Nación. 

El Rey Felipe VI realizó el discurso de su vida tras la votación. Requirió a los separatistas, exigiéndoles la vuelta a la legalidad. Recordó a todos, incluidos los catalanes, que España ha disfrutado de paz, prosperidad y un importante papel en el mundo. Su discurso recuerda mucho al que su padre Juan Carlos dio el 23F de 1981, frenando un intento de golpe.

El presidente regional, Carles Puigdmont [sic ], anunció a principios de esta semana una declaración de independencia pero la suspendió. Los secesionistas catalanes esperan una mediación exterior y ser legitimados – ser vistos en el mismo plano que España. Los EEUU, la UE, el Vaticano y varios países importantes, incluido México, se han posicionado todos y señalado que no morderán el anzuelo.

Si hay una declaración oficial de independencia de Cataluña, el Presidente Mariano Rajoy ha dicho que el gobierno de España invocará el art.155 de la Constitución, bajo el cual el Gobierno de la Nación intervendría en la gestión de Cataluña, y se convocarían elecciones regionales.

España es un gran amigo y aliado de EEUU. Igual que nosotros ignoraríamos la secesión de parte de Luisiana o Illinois, la causa de los nacionalistas catalanes  debe ser ignorada, y el gobierno nacional de España debe recibir el 100% de nuestro apoyo en esta hora de prueba.”

Parece que los americanos lo tienen más claro que nuestros socios europeos que al final, si bien no apoyan el proceso separatista, piden diálogo para su solución. Sin tener muy claro la legitimidad de una parte, España, y la ilegitimidad de otra, los separatista. Incluso parece que se oponen al proceso, no tanto por cuestión de principios, como de interés (en palabras de Junker, no cabe una Europa formada por cientos de regiones nacionales).

Mi querida y americana España.



Categorías:Cataluña, España, Separatismos, Unidad de España

Etiquetas:, , ,

2 respuestas

  1. De acuerdo. EEUU tuvo que apoyar a España porque hubo estados como California y Vermont que hablaron de independencia. El tema de independencia de los EEUU ha estado candente desde el 2000. Cuando hay un presidente rechazado en tal estado hay clamor para la independencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: