¿Fumata blanca o negra?

¿Hay alguna buena?

Resulta exasperante que tengamos que toda una nación tenga que estar pendiente de los golpistas. Llevamos años pendiente de unos personajes que llevan anunciando un golpe del estado y nadie ha hecho nada por impedirlo, y ni siquiera ha quitado a los insurgentes de sus puestos para impedir que lleven a efecto sus intenciones.

Ahora, un día más, nos despertamos pendientes de lo que puedan decir estos golpistas. Así lo ha querido Mariano Rajoy. Ya el pasado día 10 toda España vivió pendiente de las declaraciones Puigdemont en el parlamento catalán. ¿Declarará la independencia? Y una vez más los separatistas tomaron el pelo a los españoles. Sí declaramos, pero suspendemos, pero no votamos la suspensión, … Y así han conseguido que sigamos todos pendientes de ellos.

Este lunes deben contestar a una pregunta cuya respuesta el único que parece no conocer o no querer conocer es Rajoy. Una pregunta inútil, porque el gobierno podría actuar con independencia de qué se conteste a esa pregunta. Una pregunta sin sentido, porque sea cual sea la respuesta, la realidad no cambia. Sin embargo, Rajoy ha vuelto a dar el protagonismo a los separatistas y les ha dado un nueva oportunidad para reírse de todos los españoles.

Un día más todos, ¿habrá calculado alguien el desgaste que está suponiendo para España este proceso de ruptura? ¿la cantidad de tiempo perdido para España?, pendientes de los separatistas. Y lo que es peor, pendientes de una respuesta que sea la que sea no será buena:

  • Si Puigdemont contesta que no ha declarado la independencia. Rajoy ya tiene argumentos para no actuar, ergo los catalanes no separatistas permanecerán con sus derechos y libertados conculcados, su seguridad pendiente de un hilo y con la amenaza de una reforma constitucional que blinde para siempre su injusta situación.
  • Si Puigdemont contesta que sí el estado se verá obligado a actuar, pero dada la pasividad cuando no connivencia de los sucesivos gobiernos de madrid con el separatismo será necesario mucho esfuerzo y trabajo para devolver a la Generalidad a la legalidad. Habrá que hacerlo, pero será duro.

Así que con la venia de Rajoy a esperar la fumata. Al menos en el Vaticano tiene el glamour de la chimenea y el humo. En Cataluña ni eso.

Mi querida y enfumatada España.



Categorías:Cataluña, España, Separatismos

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: