España: entre la injustica y la “sinjusticia”

La injusticia es concreta y pasa. La “sinjusticia” es vaga y queda.

Vivimos tiempos críticos para nuestra patria, tiempos en los que la mentira parece adueñarse de la vida pública. Pero también tiempos en los que se alzan voces valientes que se atreven a llamar a las cosas por su nombre. Como Ignacio Ruíz Quintano, quien escribía en ABC este certero análisis de la situación de la justicia en España:

La “sinjusticia” va más allá de la injusticia.
Injusticia es echar cuatro años de chabolo por gritar “Cataluña es España” en una librería catalana: el doble de los que les cayeron a las Pussy Riot por cantar en la catedral de Moscú y que le valió a Putin el título de Tirano Universal.
“Sinjusticia”, en cambio, es que un mayor al mando de 17.000 tíos armados y acusado de sedición siga en la calle al mando de lo suyo en plena rumba alrededor de un jamón, que eso es el 155 español…
La injusticia, dice gaditanamente Pemán, es concreta y pasa. La “sinjusticia” es vaga y queda.”
Mi querida y sinjusticia España