El gobierno se despereza

¿Lento o prudente?

 Sí, parece que parece que el gobierno empieza a dar apariencia de que parece que va a actuar. Eso sí sin prisas. Nos cuentan que el gobierno:

  • esperará hasta mañana para activar el artículo 155,
  • que el gobierno deberá comunicar al presidente del Senado las medidas que quieren activar,
  • que se deberá reunir una comisión el Senado,
  • que posteriormente, el presidente del congreso deberá requerir (es la palabra de moda estos días) al presidente de la Generalidad catalana,
  • posteriormente, el pleno debatirá las medidas propuestas por el gobierno,
  • luego se producirá la votación y
  • finalmente la aplicación de las medidas aprobadas.

Ya ven, aunque parece que ya se activa el art. 155, todavía queda tiempo para que veamos una actuación o aplicación concreta. Y todo ello bajo la sensación de que todo el mundo, gobierno incluido, está esperando que en todo este proceso de activación del artículo 155 pase algo que no obligue a su puesta en marcha.

Ante esta situación algunos parecen confundir la prudencia con la lentitud y si acudimos al diccionario podremos ver que son cosas distintas.

Prudencia significa templanza, cautela, moderación. Lentitud es cualidad de lento, desarrollo tardo o pausado de la ejecución o del acontecer de algo.

No habrá español que critique al gobierno por ser prudente. La prudencia, suele decirse, es la virtud propia del gobernante. De ahí que a nadie extrañe que en la acción de gobierno prime la prudencia, y no iba a ser para menos una cuestión tan relevante como el golpe de estado en Cataluña.

Sin embargo, prudencia no es lentitud. Es más, en ocasiones, la prudencia exige actuar rápido y con contundencia. En Cataluña hay un golpe de estado, el separatismo quiere utilizar los resortes del Estado en Cataluña, eso es la Generalidad, para controlar la situación y la sociedad. Hay riesgo de que los separatistas quieran tomar la calle de forma violenta. Se anuncian acciones, parece que no violentas, contra empresas del Ibex. Estamos viendo, ahora de forma más manifiesta, la presión que sufren niños y jóvenes en las escuelas si no se acomodan al ideario separatista, …..

Parecería que ante esta situación la prudencia aconsejaría actuar rápido. Sin embargo, parece que el gobierno asimila prudencia con lentitud. Esperemos, por el bien de España y los españoles, que ésta vez no se equivoque.

Mi querida y prudente España.

 



Categorías:Cataluña, España, Separatismos

Etiquetas:, , , ,

2 respuestas

  1. No me explico la lentitud del gobierno ante un golpe de estado. ¿Son vagos, inconscientes o traidores?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: