España: un reino.

Tradición, continuidad, unidad, servicio.

Ayer se celebró un acto importante para la historia de España. Su Majestad, Felipe VI, impuso el Toisón de Oro a la Princesa Leonor. Un acto que supone el inicio de la vida institucional de la Princesa Leonor, heredera del trono español.

España es un Reino. ¡Gracias a Dios! La Monarquía a lo largo de nuestra historia ha jugado un papel fundamental en la defensa de la unidad de España y la búsqueda del Bien Común.

Una institución permite tener presente la historia y la tradición de España. Porque España ha sido un reino salvo dos breves periodos de tiempo, la I República (1873-1874) y la II República (1931-1936). Pocos años, 7 en total, España fue una República, pero suficientes para generar división y violencia entre los españoles. Pocos años pero suficientes para entender  el beneficio de la Monarquía para España.

Una institución, la Monarquía, que representa el compromiso de una familia, en este caso lo Borbones, con una patria, España. Representa, junto con la fe católica, un elemento de continuidad en el devenir de España.

Una institución que encarna, como ninguna otra puede hacerlo, la unidad de España. Porque España es la unidad en la diversidad, y sólo la institución monárquica junto con la fe católica – Menéndez Pelayo dixit – son capaces de integrar armónicamente las diferentes realidades españoles.

En estos días, de una monarquía simplemente representativa, sin ningún poder efectivo, hemos visto también como la institución rendía un importante servicio a España. La monarquía constitucional española es un mero reflejo de lo que es la monarquía, que no es mucho más que un nombre, que la existencia de un Rey. Sin embargo, a pesar de ese vaciamiento del contenido de la institución, sigue prestando un gran servicio a España.

Un ejemplo fue la intervención de su Majestad el 3 de octubre de 2017 ante el desafío separatista. La autoridad – nunca mejor dicho, porque no tiene ninguna potestad – del Rey y la institución que representa fue motivo suficiente para: tranquilizar y confortar a los españoles – en especial a lo que viven en Cataluña -, promover un renacimiento de patriotismo y acabar con la pasividad del gobierno y los partidos políticos ante la amenaza de ruptura de la unidad de España.

Una vez más la monarquía española hizo honor a su compromiso y fidelidad con España y los españoles. Ayer, la Princesa de Asturias, daba un primer paso para sumarse a los miembros de su dinastía que tuvieron el honor y el deber de servir a España. Un gran día para España.

Mi querida y monárquica España.



Categorías:España, monarquía

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: