El PP toma la iniciativa

de avanzar, en vez de oponerse.

Hay una amenaza que planea sobre a libertad de los españoles, la nueva ley a nivel nacional de no discriminación LGTBI. Hasta ahora la iniciativa en este tema la lleva el Grupo Podemos que presentó una proposición de ley para regular esta cuestión a nivel nacional.

Informa El Mundo que se ha producido un cambio de escenario. El PP toma la iniciativa y ha presentado su propuesta de Ley nacional sobre la no discriminación LGTBI. Algunos al escuchar esta noticia respirarán tranquilos. Pensarán que la propuesta de Podemos no saldrá a adelante y que la del PP no será tan liberticida.

En lo segundo puede que tengan razón, la proposición del PP – a la que no hemos tenido acceso todavía – será liberticida, sin duda, pero no tanto como la de Podemos. Pero en MQE no nos atrevemos a asegurar nada y mucho menos cuando se trata del PP y la libertad. ¿Será la diferencia relevante? Pensamos que no, será de matiz y dejará abierta la puerta para posteriores legislaciones más restrictivas de la libertad.

Este paso del PP nos recuerda mucho a la forma de avanzar de toda revolución, también de la Revolución. Para soslayar fuertes oposiciones los revolucionaros siempre lanzan primero una propuesta de máximos – Propuesta de Podemos – que aterroriza a toda persona de bien. Posteriormente se le da visos de éxito, de hacerse efectiva – C´s y PSOE votaron a favor, junto con Podemos de su toma en consideración – para generar más temor en las personas de sentido común, cuya oposición hay que evitar. Finalmente se hace aparecer una propuesta no tan de máximos, que ante la amenaza “real” de la propuesta inicial, se ve como una buena opción por los ciudadanos de bien para evitar el mal mayor – aquí entre en juego el PP -. Así los revolucionarios consiguen que se acepta un mal menor que permite ir avanzando hacia el mal mayor. 

Esta estrategia tan vieja como la Revolución se ve que sigue siendo aplicada y con buen resultado. Por eso, en MQE pensamos que no hay motivos para respirar tranquilos. Este paso del PP supone uno más en la consolidación e imposición de la ideología de género en España, contra la voluntad y libertad de la mayoría de los españoles.

No hay motivo para una ley como está, salvo la imposición de una ideología, porque hoy en España no hay ninguna ley que suponga una discriminación del colectivo LGTBI. Esa debería haber sido la posición del PP y no la de ser, una vez más, un instrumento del proceso revolucionario de España.

Mi querida y liberticida España.

Nota del autor: por revolucionario se entiende todo aquel proceso que destruye las bases naturales sobre las que se edifica la convivencia: realidad, naturaleza, comunidad, dignidad de la persona, virtud, trascendencia, identidad, …



Categorías:Ideología de género, Libertad, Libertad de Expresión

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: