El prusés, el 3% y el proceso

No es bueno mezclar.

Publicaba ayer una noticia El Mundo en la que se justificaba el prusés como una forma de tapar, ocultar la corrupción del 3%. Titulaba El Mundo: El ‘procés’ nació para tapar la corrupción del ‘caso 3%’, según una nota de los Mossos. Esta noticia dio pie a muchos analistas, con tertulios, columnistas a buscar una razón sencilla, creíble y sobre todo racional al golpe de estado en Cataluña. ¡Claro! todo este lío se ha montado para ocultar la corrupción. Así que tranquilos, en el fondo el problema del separatismo es la corrupción y, por tanto, una vez que los corruptos desaparezcan el separatismo no será ya un problema porque no ser verá en la tesitura de montar teatros contra España para protegerse de la justicia.

En MQE pensamos que este análisis es erróneo. El separatismo ha sido, es y será siempre un problema para España porque busca su destrucción. El separatismo tiene una clara hoja de ruta, lograr la independencia de Cataluña. Y a ello se dedica con denuedo. No hay que olvidar que tras 40 años de gobierno, de inmersión lingüística, de presión social, adoctrinamiento en la escuelas, de limitación de derechos y libertades han conseguido que casi el 50% de los votantes se posicione a favor de partidos separatistas, con un programa – ahora sí – abiertamente rupturista. Cataluña no era así hace 40 años. Eso lo que demuestra es que en Cataluña hay un proceso. Un proceso lento, sibilino, subterráneo, que poco a poco va cambiando la configuración de la sociedad catalán. Y ese proceso no es inconsciente, por azar. Hay una cabezas directoras – empezando por Pujol y demás líderes convergentes, siguiendo por ERC, CUP, PSC – que lo han ido impulsando y dirigiendo con un objetivo claro: romper España separando Cataluña.

Este proceso lleva en marcha 40 años. Durante esos 40 años ha habido corrupción y nunca se sacó a la luz. Es posible que el exceso de corrupción provocara pánico en los corruptos y les llevara a acertar el paso. Y ahí aparece el prusés, el butifarrendum I y el butifarrendum II. Pudiera ser un intento de tapar la corrupción. En MQE pensamos que no, simplemente que el proceso se equivocó en los tiempos, no hubo la paciencia suficiente. En cualquier caso eso no es lo importante.

Lo importante es tener claro que el proceso no se acaba con el prusés, que el proceso sigue en marcha y es lo verdaderamente peligroso. Porque de seguir avanzando, como está haciendo, antes o después el golpe de estado podrá tener éxito.

De ahí la gravedad de la pasividad del gobierno en la aplicación del art. 155 y la toma en serio de la situación catalana. De ahí la importancia de que haya surgido Tabarnia. 

El proceso sigue en marcha, al margen del prusés y del 3%. No nos despistemos.

Mi querida y confundida España.



Categorías:Cataluña, España, Separatismos

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: