Podemos y lo social

Una vez más del dicho al hecho.

Siempre hemos sabido que la coherencia no es lo propio de la izquierda. La izquierda habla mucho y hace poco de lo que dice.

Un ejemplo lo tenemos con Pablo e Irene. Después de despotricar contra la propiedad privada, atacar a aquellos que buscan dar lo mejor que pueden a sus familias, … ellos han decidido que sus hijos se merecen un chalet en la sierra. ¡Bien está! Bienvenida la rectificación, pero una vez más los hechos contradicen los dichos.

Lo mismo pasa en Cádiz. El Kichi que se puso campanudo con la compra del chalet de Pablo e Irene, “No quiero dejar de vivir en mi piso de currante”. Él, que tanto presume de vocación social, acaba de reducir los presupuestos sociales del ayuntamiento en 2 millones de euros (un 12%).

Será que la gaditanos que lo pasan mal no lo merecen. No deben ser de su gente. ¿No se podía ahorrar en otras partidas?

Mi querida y demagoga España.



Categorías:política, Populismo

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: