Si se quiere se puede (I)

Hungría, reduce número de abortos, divorcios y crecen matrimonios.

Lo explicó la ministra del gobierno húngaro. Los resultados son sorprendentes:

“El apoyo del gobierno húngaro a las familias es la causa que el número de abortos se reduzca más de un tercio de la cantidad que se producían en 2010 (de 40.449 a 28.500). También motiva un descenso en el número de divorcios (de 23.873 en 2010 a 18.600 en 2017) y un auge en el número de matrimonios (de 35.520 en 2010 a 50.600 en 2017)”.

Se reducen los abortos un 33%, los divorcios un 25% y los matrimonio crecen 42%, y sólo el 7 años. Resultados espectaculares. ¿La fórmula?, se preguntarán algunos:

  • “una política familiar estable, compleja, bien orientada y flexible que sea capaz de adaptarse a condiciones y necesidades cambiantes”
    • El enfoque húngaro incluye ayudar a las familias a reconciliar las obligaciones laborales y familiares. Considerando esto de vital importancia, la política familiar actual en Hungría tiene un amplio programa para ofrecer esta ayuda.
    • Ayudar a las familias implica apoyar la maternidad, bajas maternales remuneradas, beneficios fiscales para las familias tales como subvenciones para la vivienda, desgravaciones fiscales que animen a las parejas jóvenes a casarse, prestaciones vacacionales, campamentos de verano gratuitos para los niños, libros de textos subvencionados y un descenso en el coste de los servicios. Las familias han experimentado unas ganancias financieras significativas, incluyendo un incremento del 63´8% en las ganancias netas de las familias húngaras desde 2010, debido a la reducción de impuestos para ellas.
  • Una constitución provida y profamilia: «La Ley Fundamental (la constitución húngara) presta una atención especial a la familia, protege la institución del matrimonio, y declara que el fundamento de la familia se encuentra en el matrimonio y en la relación entre los padres y los hijos. Afirma asímismo que en Hungría se incentivará el tener hijos».

Como ven nada que no se pueda hacer en España. ¿Por qué no se hace? Porque es necesario un ingrediente más: voluntad política. Que Viktor Orban y su gobierno la tienen.

Mi querida y asombrada España.



Categorías:Defensa de la Vida, Familia, política

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: