La pedagogía imperante es una estafa

Si hoy mismo cerraran todas las facultades de Pedagogía, nuestro sistema nacional de enseñanza no sólo no colapsaría sino que incluso mejoraría

teaching

Lo escribe Carlos Serra en El Mundo y lo hace con conocimiento de causa:

“Cuesta imaginar un Ministerio de Sanidad empeñado en acabar con la salud de los ciudadanos. Sin embargo, la nueva pedagogía ha logrado en España el subdesarrollo intelectual y emocional de los estudiantes y el Ministerio de Educación no ha dejado de inspirarse en ella para redactar las leyes educativas de las últimas tres décadas. Y no renunciarán a hacerlo en la próxima reforma, puesto que la expertocracia de psicopedagogos que diseñan los planes de estudios sigue ocupando inútiles pero suculentos despachos ministeriales.

Verdaderos expertos en el campo de la educación como Inger Enkvist o Gregorio Luri, catedráticos de filología y filosofía respectivamente, afirman que si hoy mismo cerraran todas las facultades de Pedagogía, nuestro sistema nacional de enseñanza no sólo no colapsaría sino que incluso mejoraría. Sin obviar el informe PISA, que certifica que toda la legislación española en materia de educación es, desde la LOGSE del año 90, pura cháchara ideológica, más cercana al universo del vudú y la santería que al de la Ciencia y la Experimentación.

Una de las letales aportaciones de la nueva pedagogía es la erradicación de todo criterio de selección y mérito, cuyo corolario puede comprobarse en los mismos congresos de pedagogía y educación donde las comunicaciones difundidas no son sometidas a ningún control de calidad o rigor científico. Así, son publicados todo tipo de disparates elucubrados por las mentes más «preclaras» mediante la simple utilización de academicismos de moda, envoltorios estéticos de aparente erudición y títulos en ocasiones más propios de ensoñaciones patológicas que de investigaciones científicas. Guillermo Pou, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, logró publicar diversas ponencias para varios congresos de Educación bajo pseudónimos inventados y con contenidos que iban desde la extravagancia enfermiza hasta el plagio descarado, con la intención de poner en evidencia el monumental fraude de los comités de calidad.

Resulta, entonces, relativamente sencillo dar pábulo a necedades en el ámbito de la investigación pedagógica antes que en el de otros campos relacionados con la verdadera ciencia, donde las aportaciones se contrastan con el método científico. En este contexto, no debemos escandalizarnos cuando descubrimos que algunos Másteres universitarios se conceden arbitrariamente, que muchas tesis doctorales son reediciones de «tesis durmientes» publicadas antes de la era Google, o que excesivas publicaciones en el campo del pedagogismo sectario podrían ser variantes del Mein Kampf.”

Mi querida y charlatana España

MQE



Categorías:Educación, Sin categoría

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: