Degradada

Así es la situación de la democracia en España.

Son muchas las razones que nos vienen a la cabeza para confirmar esta situación. Nuestra democracia es más bien una partitocracia, los políticos no se preocupan por el bien común, no existe división de poderes, la política va de escándalo en escándalo, hay graves casos de corrupción, …

Sin embargo, el debate de ayer en el Senado nos ha dado nuevos motivos para confirmar la opinión sobre la degradación de nuestra democracia:

  • El primero tiene que ver con las grabaciones hechas públicas por el portal http://www.moncloa.com. En esas declaraciones se pone de manifiesto la connivencia de miembros del poder judicial y de la policía en el traspaso de información personal de jueces, fiscales y magistrados. ¿Con que fin? No parece que sea, por el contexto de las conversaciones, con el fin de perseguir el delito. Más bien esas grabaciones dan la impresión de que se trata poner a disposición información para su uso con fines políticos. De confirmarse esa sensación estaremos hablando de la existencia de una mafia judicial- policial con fines de extorsión. De confirmarse esa sensación estaríamos ante uno de los hechos más mortíferos para una democracia, para cualquier estado de derecho, la corrupción jurídico-policial con fines políticos.
  • El segundo, menos grave que el anterior pero muy sintomático del nivel de degradación de nuestra democracia, es el debate que se produjo en el senado. Para los senadores lo relevante de las grabaciones era si la ministra Delgado había llamado, en una conversación privada, maricón al ministro Marlaska. Eso, discúlpenos el ministro Marlaska, no es relevante para nuestra democracia. Y sin embargo, lo relevante, ¿para que se reunía una fiscal en reuniones privadas con altos mandos policiales de dudosa conducta? ¿por qué les transmitía información sobre determinados aspectos de su vida personal? ¿si estas conversaciones confirman la existencia de una mafia judicial-política? no ha sido objeto de debate ni pregunta. Y esto, es muy relevante para conocer la salud de nuestra democracia. ¿Por qué? ¿En qué están pensando nuestros políticos? ¿Les preocupa de verdad el estado de nuestra democracia o simplemente llegar al poder?

No nos engañemos, lo primero que sufre con la degeneración de la democracia son las libertades públicas, familiares y personales. Y si no se los creen ¡pregunten a los venezolanos!.

Mi querida y degenerada España.



Categorías:Democracia, Libertad

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: