Victimismo e infantilismo

Una forma instalada de hacer política.

Ayer Isabel García Tejerina expuso unos datos: “un niño de Andalucía con 10 años sabe lo que uno de Castilla León con 8 años”. Un dato según hemos oído en los medios de comunicación concuerda con las conclusiones del informe PISA. Un informe por cierto en el que Andalucía siempre sale a la cola en nivel educativo.

Esta declaración, por parte de Isabel García Tejerina, en una nación mínimamente madura debería dar lugar a una reflexión sería. Una reflexión que en primer lugar debería versar sobre la veracidad o no del dato. Y en segundo lugar, si se confirma que el dato es correcto, sobre su gravedad o no y la urgencia o no de tomar medidas y qué medidas. Esto es lo que en MQE entendemos que debería pasar en un contexto político normal.

Sin embargo, en España, no ha ocurrido nada parecido. Nadie se ha preguntado si el dato proporcionado por Tejerina es bueno; nadie ha tratado de contrastar ese dato con informes técnicos como el PISA; nadie se ha preguntado a partir de la declaración de las ex-ministra si es necesario abordar alguna cuestión educativa en Andalucía. No, el debate ha quedado reducido el victimismo y el infantilismo.

Susana Díaz ha aprovechado para hacerse la víctima, para acusar el PP de clasismo, de prejuicios, de discriminación,… y no ha entrado en el fondo del asunto la mala situación de la educación en Andalucía -algo comprensible dado que el PSOE-A lleva gobernador 40 años Andalucía y es el máximo responsable – . En esto se han convertido la política española, en utilizar el victimismo como escudo para no afrontar los problemas reales.

Sorprende la reacción de Moreno Bonilla, candidato del PP a la Junta de Andalucía, que ha declarado: “niños y profesores andaluces son de diez”. Sorprende en primer lugar porque no deja de ser una tontería: ¿todos los alumnos y profesores son de diez?; en segundo lugar, porque aún siendo verdad – cosa que dudamos – nadie les ha culpabilizado de nada, sin embargo, Moreno asume el contexto victimista de Susana; en tercer lugar, porque no va al fondo del asunto, muy bien todos son de diez pero ¿el nivel en Andalucía es más bajo que en Castilla y León como se deduce del informe PISA?, es la cuestión; en cuarto lugar, porque Moreno parece asumir que los votantes andaluces no quieren conocer los problemas de fondo de sus comunidad y ponerles remedio.

Esta “polémica” es un claro ejemplo de en qué han convertido la política española los partidos – victimismo e infantilismo – y de por qué cada vez más españoles no se sienten representados por ella.

Una explicación también de cómo nuestro sistema político, siguiendo a Arístoteles, está más cerca de la demagogia – el fin es mantener o conseguir el poder – que de la democracia.

Mi querida y demagoga España.



Categorías:Educación, política

Etiquetas:, , , , ,

2 respuestas

  1. El psoe tiene que devolver mucho dinero perdido en los cursos de formación y en los ere. Debe haber un pacto educativo conjunto para acabar con las lagunas de el sistema.

    Me gusta

  2. Tejerina tiene razón. Castilla y León en el informe Pisa está a la cabeza, con los mejores de Europa. Y Andalucía en último lugar. Y no ha insultado a los andaluces diciendo que son tontos, se ha metido con el gobierno del PSOE y su Plan de Enseñanza, nada más. La gente es bastante estúpida y han salido por los cerros de Úbeda sin saber si es cierto lo que ha dicho. Claro, como es del PP, no tiene ninguna credibilidad…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: