Chapuza

Por no llamarlo traición.

Ayer nos merendábamos el acuerdo entre PP y PSOE – Podemos para renovar el Consejo General del Poder Judicial. Todo español con sentido común reconoce en este sistema de elección del órganos de gobierno de los jueces la causa principal de la politización de la justicia española. Un sistema creado por el PSOE de Felipe González, que el PP de Aznar prometió cambiar y que, como suele ser habitual en el partido, incumplió la promesa. Es mas se sumó con gran interés al sistema en época de Michavila y ahora de nuevo con Sánchez.

Lo que este pacto refleja es los dos grandes partidos PP y PSOE forma parte de un sistema, del mismo sistema. Que más allá de los rifirrafes parlamentarios o de declaraciones enfrentadas, lo que existe es una voluntad compartida de controlar y perpetuar el sistema. En el buen entendido de que ese control del sistema les puede permitir seguir sacando tajada del mismo e incluso, a través del control del poder judicial, controlar las posibles consecuencias negativas de algunos exceso como la corrupción.

Sí, lo que refleja este pacto es que en el fondo, y no tan en el fondo, hay unidad de acción entre PP y PSOE. Que realmente la cuestión no es tanto confrontar ideas como mantener el control del sistema. En este juego hay siempre un pagano principal lo españoles que ven como poco a poco se deteriora el estado de derecho y se ponen en riesgo las libertades personales, familiares e institucionales.

Este pacto refleja que el PP de Casado no es muy distinto del de Rajoy – el que ha muñido el pacto es ministro de Rajoy- ni al de Aznar. Este pacto muestra que Casado no quiere cambiar nada, ni es la renovación que se anunciaba. El PP se excusa en que el plazo vencía y había que renovar el consejo. Pero nada de eso vale como excusa.

La realidad es que con este pacto se ha cedido el gobierno de los jueces a la izquierda judicial – en el momento de mayor amenaza a la soberanía nacional -; se he descabezado la sala del supremo que estaba juzgando el golpe de estado; se ha dado entrada la izquierda más radical en el órgano de gobierno de los jueces; ¿qué peores cosas podían suceder? no se nos ocurre ninguna; ¿es mejor este pacto que prorrogar el Consejo actual?… y todo gracias al PP. Un PP que además, y lo tiene merecido, será el segundo pagano de este pacto porque la izquierda judicial no dudará en actuar contra él con causa justa o sin ella.

Y detrás de todo una España cuyo estado de derecho se cuartea cada día más, camino seguro de Venezuela.

Mi querida y traicionada España.



Categorías:Instituciones, Libertad, política

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: