Una constitución incumplida

Art. 15 Todos tienen derecho a la vida.

Así lo declara nuestra constitución. Sin embargo, no se cumple. Los datos no dejan lugar a dudas: 94.123 abortos en España durante el año 2017. 992 abortos más que en 2016, un 1% más. Si tenemos en cuenta que los nacimientos en España en 2017 fueron 391.930, eso supone que el 19,36% de los embarazos en España acaban en aborto. Es decir, 1 de cada 5.

Mucho se habla de la constitución, de su necesidad de reforma, de sus incumplimientos. Sin embargo, entre ellos nadie habla del flagrante incumplimiento del art. 15 de la constitución.

Muchos se escudan en la sentencia del Tribunal Constitucional de 1985, sentencia que abrió la puerta al aborto en España. Una sentencia falaz – equipara bienes jurídicos de muy distinto grado – e injusta. Injusta tanto desde el ámbito del iusnaturalismo (la ley natural no acepta excepción en la defensa de la vida del inocente) como desde el ámbito del positivismo (cualquiera que lea las actas del debate constituyente no tiene duda que la redacción del art. 15 se hizo, por voluntad mayoritaria de la asamblea constituyente, para impedir la legalización del aborto).

Ese fue el comienzo del mal, el de la injusticia, el de la quiebra de la protección de la vida por parte del ordenamiento jurídico en España. Todo lo que ha vendido después, incluida la aberrante ley del aborto de Zapatero en 2010, no es más que la lógica consecuencia de aquella sentencia. Hay vidas inocentes que no merecen ser protegidas. Y así hemos llegado a hoy.

En MQE nos resulta paradójico que muchos españoles se sorprendan o quejen de los reiterados incumplimientos de la constitución a lo largo de 40 años – unidad de España, libertad educación, libertad económica, libertad lingüística, … -, sin hacer referencia al incumplimiento del art. 15. El art. 15 es el cimiento de todo el orden jurídico, defender, proteger la vida. Si el cimiento se incumple, ¡cómo no se va a incumplir el resto!.

¡Para cuando un cumplimiento íntegro de la Constitución!

Mi querida e incumplidora España.

 



Categorías:Aborto, Defensa de la Vida

Etiquetas:,

1 respuesta

  1. Con lo que yo amo a mi nieto Gabrielito, que es la alegría de la famiia y tiene 13 meses. ¡Qué pena no haberlo conocido! Se me rompe el alma al pensarlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: