Neolengua progre: te tienes que reír

La empanada mental es de traca

1200px-2017-06-07_documenta_14_paul_b._preciado_by_olaf_kosinsky-6

El lenguaje políticamente correcto, empoderado y con perspectiva de género es tan ridículo que nos ahorra la crítica. ¿Cómo vamos a criticar esa neolengua que provoca incredulidad e incomprensión primero y risas después?

Un tal Paul B. Preciado, que firma como filósofo, nos ha dejado una de las mejores muestras de literatura humorística (a su pesar) de los últimos tiempos. Lo ha hecho en El País, donde ha perpetrado un artículo titulado Chalecos desnudos.

Allí escribe que, y le aseguramos que no añadimos nada, lo siguiente:

“Es preciso desenmascarar la falacia que se esconde bajo la disyuntiva entre luchas de clase y luchas transfeministas y anticoloniales. Estamos frente a un único proceso de revolución planetaria, de cambio de paradigma en el que una multiplicidad de vectores nuevos se oponen a la vieja cultura necropolítica patriarco-colonial-capitalista. Este nuevo movimiento ecotransfeminista solo puede ser revolucionario puesto que exige al mismo tiempo un cambio total (desde el cuerpo al territorio, desde la institución a la imaginación) de los modos de producir y de reproducir la vida sobre el planeta. Es frente a esta revolución planetaria frente a la que se alzan, utilizando parte de la energía de las revueltas de los precarios como combustible alquímico, un proceso también planetario de contrarrevolución en Estados Unidos, Brasil, Turquía, Andalucía, Grecia o Francia.

La deriva helénica del conflicto francés exige la europeización urgente de la lucha. Solo desde este horizonte europeo e incluso cabría decir planetario, desde la internacionalización ecologista, anticolonial y transfeminista del conflicto y de la lucha, es posible enfrentar la crisis de la democracia representativa y el final del régimen del carbón-patriarcado-capitalismo.

La cuestión ya no es llevar o no un chaleco amarillo, sino dejar caer los pantalones del luchador viril. Afirmemos nuestra condición de cuerpo vulnerable frente al capitalismo patriarcocolonial. Devolvamos la sensualidad y la poesía a la lucha, que cada chaleco amarillo bese a otro, cada día una boca diferente, sin identidad y sin papeles. Pongamos semen seropositivo en la rabia y purpurina en la cólera para que la extrema derecha no pueda de ellas alimentarse. Que la lucha sea loca y marica. Hablemos con violencia del poder: que sean las palabras y no los cuerpos los que se desgarren. Y seamos poderosos al abrazar las calles. Que en la lucha quepan las manos temblorosas y las piernas débiles. Que lo único que haya que inmolar sea el nombre de todos los caudillos, pasados y por venir.”

Sobran comentarios. Son los estertores de un mundo que, es de justica, debe desaparecer sin dejar el más mínimo rastro.

Mi querida y delirante España

MQETWFACE

 



Categorías:Ideología de género, Sin categoría

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: