El mundo al revés

Los pobrecitos cayeron en la trampa y no tuvieron más remedio que empezar a quemar contenedores

D4G1MytX4AQnW9T

Y luego se sorprenden. Con este periodismo lo que es increíble es que alguien, más allá de los familiares del periodista, compre el diario.

Titulares como este se pueden estudiar en cualquier Facultad de Comunicación como ejemplo de un periodismo que no pretende explicar los hechos, sino difundir propaganda política.

Y encima pretenden que paguemos por esta basura.

Mi querida y delirante España

MQE



Categorías:Medios de comunicación, Sin categoría

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: