Sereis como dioses

Es decir, dispondréis impunemente de la vida de los demás.

El hombre moderno quiere ser como dios, quiere disponer de la vida de los demás. En esa carrera no tiene límite. Si hace unos meses nos encontrábamos con los casos de niños en situación terminal (Alfie Evans, Charlie Gard) en los que el estado se convertir en juez injusto sobre su vida y decidía matarles (retirándoles los cuidados médicos que recibían).

Ahora nos encontramos con un nuevo caso, también en el Reino Unido, en el que una niña Tafida – en la foto – quiere ser desahuciada por los médicos. Y mucho nos tenemos que su familia no podrá encontrar el apoyo que debería en los tribunales para poder proteger la vida de su hija.

Estamos en la entronización del derecho a la muerte. En la Edad Antigua la vida de los esclavos no valía nada, sus amos hacían con ellos lo que querían. Hoy, en la posmodernidad, la vida de nadie vale nada.  Nadie está seguro ni protegido. Es la consecuencia lógica del seréis como dioses.

Mi querida y endiosada España.



Categorías:Defensa de la Vida

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: