Educación diferenciada

Enemigo a batir.

Chivite, presidenta de Navarra, amiga de Pedro Sánchez, que gobierna gracias a Bildu pero que el presidente en funciones nos explica que no ha pactado con Bildu, ha declarado la guerra a la educación diferenciada (nos lo cuentan en Hispanidad):

Preguntada por uno de los apartados de su acuerdo de Gobierno, que plantea retirar las ayudas a los colegios que separan por sexos, Chivite responde: “Es un compromiso político que tenemos, pero necesitamos que se derogue la LOMCE porque les da un marco, una protección legal. Hemos visto cómo otras comunidades autónomas, como Andalucía, han intentado hacerlo y han perdido en los tribunales. Este es un compromiso político porque no es el modelo que queremos. No es comprensible porque no estamos separados en la calle”.

El entrevistador le pregunta entonces a la presidenta foral si no teme que quienes quieren poder elegir o no la educación diferenciada le reclamen la misma libertad que para elegir la educación en vascuence (que ella misma propagó por antes en la entrevista), Chivite responde: “No, porque esto tiene que ver con la igualdad, con una base de convivencia en la sociedad, con una no asignación de roles. Es una apuesta por la igualdad de este Gobierno, por la coeducación, por la convivencia. No digo que tengan que desaparecer de Navarra. Si tú, como padre o madre, lo quieres elegir, podrás, pero te lo pagas”.

Vamos que a Chivite no le gusta la educación diferenciada ni quiere acatar la sentencia del Tribunal Constitucional de 2018 que establece que la educación diferenciada no supone discriminación alguna.

Pero no es de extrañas a Chivite como buen socialista no le gusta la libertad de educación y sí el adoctrinamiento en la escuela. A preguntas por el programa Skolae contesta:

Se le pregunta entonces por el programa Skolae (imposición de una educación sexual determinada a los niños por parte del Estado, en este caso, representado en el Ejecutivo foral), sobre el que Chivite ya ha garantizado que va a llegar a todos los centros sostenidos con fondos públicos (o sea, también a los concertados), y la presidenta socialista de Navarra responde: “Queremos que Skolae entre en los centros concertados. Nosotros partimos de la filosofía de que si dependes de una Administración y recibes fondos públicos, tendrás las mismas oportunidades que los centros públicos pero, por lo tanto, tendrás también las mismas obligaciones”.

En resumen que a Chivite tampoco le gusta el Artículo 27.3 de la Constitución dice: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Vamos que Chivite es una socialista en estado puro: no acata las sentencias que no le gustan, no respeta el ordenamiento constitucional, le molesta la libertad de educación y apuesta por el adoctrinamiento.Y esto en Navarra, ¡quién te ha visto y qué te ve!

Mi querida y socialista España.



Categorías:Educación, Libertad, Libertad de Educación

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: