Explotación de las mujeres

Hablemos de la congelación de óvulos.

El siglo XXI pinta igual que el siglo XX. Pasarán a las historia como los siglos más anti femeninos. Serán recordados como la vuelta a esos tiempos en que la mujer era despreciada en su condición de tal. Pero habrá una diferencia con los siglos precristianos. En esos siglos todo el mundo, sobre todo las mujeres, eran conscientes de que eran personas de segundo clase. Hoy, en cambio, ese desprecio a la mujer es vestido con ropajes de liberación y emancipación. Y muchos así lo viven.

Viene esta introducción a cuenta del debate que presenta el periódico El Mundo sobre la congelación de óvulos. La visión buenita nos dice que la congelación de óvulos es una gran oportunidad para que la mujer no pierda el tren de la maternidad y a la vez pueda en su mejores años desarrollar su carrera profesional sin cortapisas. Esa cortapisa, habrán deducido ustedes, es la maternidad.

Sin embargo, la visión realista no es tan bucólica. Por un lado, este debate pone de manifiesto que el mundo de hoy no valora a la mujer en aquello que le es propio y le distingue del hombre: la maternidad. ¿Por qué? Porque plantear que la mujer debe retrasar lo propio de ella, la maternidad, en aras a contribuir al mundo profesional es reducir la mujer a mero factor productivo. Si lo más grande que hay en el mundo, una madre, queda reducido a factor productivo nadie negará que estamos ante un gran desprecio.

Esta visión (mercantilista) prioriza que la mujer, en sus mejores años (los 20 a los 45) dedique todas sus energías al mundo del trabajo, a la economía y que se dedique a la maternidad cuando realmente ya no está en plenitud de condiciones para ello.

Por otro lado, es un mensaje falso. En primer lugar, porque no es verdad, por muchas técnicas de reproducción asistida que usemos, que se pueda ser madre a cualquier edad. En segundo lugar, porque con la actual estructura económica – que penaliza la maternidad – una mujer siempre verá perjudicada su carrera profesional sea cual sea la edad en que decida ser madre. Luego con la congelación de óvulos la mujer, en tanto en cuanto se mantenga la mentalidad actual, solo habrá podido retrasar el perjuicio a su carrera, pero no evitarlo. Eso sí, saldrá del mercado laborar en un momento en quizás sea menos productiva. Y eso beneficia a los mercantilistas.

El colmo del cinismo es plantear que esta medida ayuda a luchar contra el invierno demográfico. Cualquiera sabe que las mujeres que opten por la congelación de óvulos tendrán significativamente menos hijos que las mujeres que prioricen la maternidad al mundo laboral. Luego fomentar este tipo de planteamiento contribuye a agravar el invierno demográfico.

Esta es la verdadera cara del “altruismo empresarial y social” de la congelación de óvulos. Convertir a la mujer es factor de producción; hacerle relegar aquello que le es más propio, la maternidad. El mal vestido de bien, algo muy propio de nuestra época.

Dios quiera que las mujeres no caigan en esta trampa. Y que la sociedad, las empresas y la administración se pongan manos a la obra para promover, fomentar, proteger y premiar la maternidad. Las mujeres y España se lo agradecerán.

Mi querida y antifemenina España.



Categorías:Defensa de la Vida, maternidad, Mujer, Trabajo

Etiquetas:, ,

1 respuesta

  1. Excelente artículo que pone el dedo en la llaga de la ingeniería social que trata de socavar todos los principios y valores. Aplazar la maternidad es una forma de dejar en suspenso la vocación natural de la mayoría de las mujeres. Al igual que disfrazan de derechos las salvajadas del aborto o la eutanasia y equiparan la familia a cualquier cosa, el nuevo paso de los falsos profetas de la revolución antinatural es trasladar la procreación a unas “fábricas de niños”.

    Desde que se abolió la exclavitud racista, hay quienes pretenden exclavizar a todo el género humano y manejarlo desde la televisión (1984 de Orwell) y desde las fábricas de niños (Un Mundo Feliz de Husley).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: